Joseph Blatter hizo severa advertencia a Francia

El Presidente de la FIFA, Joseph Blatter, lanzó este martes un severa advertencia al Mandatario francés, Nicolás Sarkozy, de que su Selección podría ser marginada de los torneos internacionales si...
 El Presidente de la FIFA, Joseph Blatter, lanzó este martes un severa advertencia al Mandatario francés, Nicolás Sarkozy, de que su Selección podría ser marginada de los torneos internacionales si insiste en entrometerse en los asuntos internos.
Johannesburgo, Sudáfrica -
  • "Francia ha convertido en un asunto de estado al futbol"

El Presidente de la FIFA, Joseph Blatter, lanzó este martes un severa advertencia al Mandatario francés, Nicolas Sarkozy, de que su Selección podría ser marginada de los torneos internacionales si insiste en entrometerse en los asuntos internos de la Federación. Blatter indicó que ha enviado un "mensaje claro" al Gobierno francés y al Presidente Sarkozy, quien hace poco señaló que personalmente encabezará una investigación por el desastroso papel de Les Bleus en la Copa del Mundo. La Federación Francesa de Futbol "puede confiar en la FIFA en caso de interferencia política, incluso si proviene de las esferas presidenciales", dijo Blatter en una reunión con reporteros de agencias internacionales. "Francia ha convertido en un asunto de estado al futbol, pero el futbol sigue en las manos de la Federación".

"La interferencia política es algo que la FIFA no tolera sin importar el tipo y el tamaño del país"

El reglamento de la FIFA estipula que las federaciones nacionales conduzcan sus asuntos, libre de injerencias gubernamentales o de la contrario quedan expuestas a suspensiones. Los equipos, los árbitros y dirigentes pueden ser marginados de competencias internacionales, incluso si la Federación es inocente de la interferencia gubernamental.

Sin embargo, Sarkozy intervino cuando el papelón de Francia, dentro y fuera de la cancha de Sudáfrica, hizo sonrojar de vergüenza al país.

La Selección, Campeona en 1998 y finalista hace cuatro años, se fue sin ganar un solo partido. La nota máxima del escándalo se dio cuando los jugadores se rehusaron entrenar luego que el delantero Nicolas Anelka fue expulsado por insultar al entrenador Raymond Domenech. Una comisión del parlamento tiene previsto interrogar a la Ministra de Deportes Roselyne Bachelot, quien habló con el equipo durante la expedición en Sudáfrica. Bachelot había dicho previamente que era "inevitable" que el Presidente de la Federación, Jean-Pierre Escalettes, iba a renunciar, lo que es una violación de las reglas de la FIFA. Escalettes dimitió después y el miércoles debe comparacer junto al técnico saliente Domenech en las audiencias legislativas. Blatter dijo que lamentaba la renuncia de Escalettes y advirtió que la FIFA no titubeará en intervenir sin importar el estatus de Francia en el futbol mundial. "La interferencia política es algo que la FIFA no tolera sin importar el tipo y el tamaño del país", destacó Blatter.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×