Federación Italiana aseguró que repetir el partido sería un regalo a Serbia

La Federación Italiana de Futbol aseguró que repetir el partido Italia-Serbia, suspendido el pasado 12 de octubre tras los incidentes causados por los aficionados serbios, supondría un "regalo"...
La Federación Italiana de Futbol aseguró que repetir el partido Italia-Serbia, suspendido el pasado 12 de octubre tras los incidentes causados por los aficionados serbios, supondría un "regalo" tanto para el equipo como para la Federación Balcánica.
 La Federación Italiana de Futbol aseguró que repetir el partido Italia-Serbia, suspendido el pasado 12 de octubre tras los incidentes causados por los aficionados serbios, supondría un "regalo" tanto para el equipo como para la Federación Balcánica.
Roma, Italia (Reuters) -
  •  La Federación Italiana ya fijó su postura

La Federación Italiana de Futbol (FIGC) aseguró hoy que repetir el partido Italia-Serbia, suspendido el pasado 12 de octubre tras los incidentes causados por los aficionados serbios, supondría un "regalo" tanto para el equipo como para la Federación del país balcánico. Así lo manifestó hoy el Director General de la FIGC, Antonello Valentin, en declaraciones al programa radiofónico de la RAI "Radio Anch'io sport", en el que se confesó "sereno" ante la decisión que tomará la UEFA el próximo 28 de octubre. Ese día, la UEFA podría decidir si se debe repetir el partido o si éste se da por ganado a Italia, así como las posibles sanciones disciplinarias a ambos equipos.

"Esperamos la decisión con tranquilidad pero volver a jugar el partido, aunque sea a puerta cerrada, sería el mejor regalo" Valentini

"Esperamos la decisión con tranquilidad pero volver a jugar el partido, aunque sea a puerta cerrada, sería el mejor regalo que se podría hacer a la Federación y al equipo serbio", manifestó Valentini. El comportamiento de los cerca 1.500 hinchas serbios desplazados a Italia provocó que el Italia-Serbia,para la Clasificación para la Eurocopa 2012, comenzase con más de media hora de retraso. Cuando se llevaban jugados tan sólo seis minutos, fue suspendido por el árbitro después de que una bengala pasase rozando al portero italiano, Emiliano Viviano. Tras los altercados, la Policía italiana detuvo a 17 seguidores serbios. "La justicia deportiva prevé la responsabilidad objetiva, por lo que no hay duda de que también Italia sufrirá consecuencias, aunque esperamos que en la menor medida posible, considerando todos los aspectos", añadió Valentini. El Director General aseguró que la UEFA no ha solicitado ninguna documentación adicional a la Federación italiana, aunque ésta ha enviado ya las imágenes registradas en el interior y en las inmediaciones del estadio Luigi Ferraris de Génova. "Fue una noche horrible de la que sólo se salva el comportamiento del público del Estadio de Génova. La firmeza de las fuerzas de seguridad evitó que fuera peor", añadió.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×