El futbol me salvó del cáncer: Alexandre Pato

Alexandre Pato, joven estrella del Milán, dijo que a los 10 años tuvo un tumor que estuvo a punto de hacerle perder un brazo, pero afirmó que "me salvó el deseo de jugar al futbol".
 Alexandre Pato, joven estrella del Milán, dijo que a los 10 años tuvo un tumor que estuvo a punto de hacerle perder un brazo, pero afirmó que "me salvó el deseo de jugar al futbol".
Milán, Italia -
  • Se adhirió a la jornada para recoger fondos destinados la investigación sobre el cáncer

Alexandre Pato, joven estrella del Milán, dijo que a los 10 años tuvo un tumor que estuvo a punto de hacerle perder un brazo, pero afirmó que "me salvó el deseo de jugar al futbol".

Con esta revelación a la revista “Sport Week” de “La Gazzetta dello Sport”, que se publica el sábado, el jugador se adhirió a la jornada para recoger fondos destinados la investigación sobre el cáncer.

Se trataba de un tumor óseo en gran parte benigno, pero que si no hubiera sido extraído rápidamente, lo habría obligado a la amputación del brazo, contó.

"No era incurable, no corrí el riesgo de morir, pero si no hubiera sido operado a tiempo, ahora no podría hacer lo que más me gusta: jugar al futbol", dijo.

"Ese fue el momento de creer, creer que podría recuperarme, salvarme, volver a la vida de antes, creer para sanarse", proclamó.

"Era pequeño, para mí 'cáncer' era una palabra que carecía de sentido, entendía que algo no andaba (bien)"

Señaló que no había tenido miedo: "Era pequeño, para mí 'cáncer' era una palabra que carecía de sentido, entendía que algo no andaba (bien), pero no sabía bien qué cosa me habrían hecho, qué riesgo corría".

Tras la intervención, se sometió a un largo período de recuperación y de controles y "en todos esos meses, no he pensado en otra cosa que volver a ser como antes, quería jugar, nada más".

El momento peor lo vivió cuando volvió a la casa tras la operación y "me di cuenta que no podía ni siquiera moverme porque el Doctor me había sacado un hueso de la cadera para sustituir el que tenía mal en el brazo y al inicio me impedía a dar un solo paso".

"He decidido contar mi historia para decir que del tumor se puede recuperar, incluso en casos más graves que el mío", afirmó.

Dijo que el Cirujano Paulo Roberto Mussi lo operó gratis porque su familia no tenía dinero: "Cada vez que vuelvo a Brasil, le llevo las camisetas de mis partidos más importantes".

Cuando le consultaron si su último pensamiento antes de dormir era sobre la Champions League o el scudetto, respondió: “la salud”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×