El Inter de Milán de Rafael Benítez, encallado a la sombra de José Mourinho

Tras doce jornadas ligueras, el futbol italiano enjuicia al español Rafa Benítez y a su Inter de Milán, "campeón de todo" la pasada temporada con el triplete, con un inicio en la presente...
 Tras doce jornadas ligueras, el futbol italiano enjuicia al español Rafa Benítez y a su Inter de Milán, "campeón de todo" la pasada temporada con el triplete, con un inicio en la presente dubitativo y sobre el que pesa ya la sombra de José Mourinho.
Roma, Italia (Reuters) -
  • La prensa italiana criticó a Benitez por el mal inicio de temporada de los "Nerazzurri"
  • Massimo Moratti confía en el técnico español
  • Benitez se siente seguro en el puesto

Tras 12 Jornadas ligueras, el futbol italiano enjuicia al español Rafa Benítez y a su Inter de Milán, "campeón de todo" la pasada Temporada con el Triplete, con un inicio en la presente dubitativo y sobre el que pesa ya la sombra del portugués José Mourinho, ahora técnico del Real Madrid. El Derbi Inter-Milán (0-1), disputado el pasado domingo 14 de noviembre en San Siro, sirvió para mantener el liderato de los milanistas y dejar a seis puntos de distancia de los "Nerazzurri", lo que hizo saltar definitivamente las campanas de alarma interistas y volvió a desatar todas las comparaciones posibles entre Benítez y Mourinho. Una prueba de ello la muestra hoy 16 de noviembre el diario deportivo milanés "La Gazzetta dello Sport", que en su portada dedicó una amplia sección a la supuesta crisis del Inter y colocó a Benítez "en la cuerda floja". El diario milanés, el de mayor prestigio deportivo del país y uno de los más notorios del sector en Europa, no dudó en apuntar incluso que el Presidente del club, Massimo Moratti, le ha dado a Benítez un ultimátum . "Rafa Benítez no cae, pero vacila", sentenció el rotativo, que calificpó de "peligrosos" los días que vive el técnico español. Se trata de una apreciación basada en las declaraciones de Moratti sobre el último encuentro liguero: "Podemos perder un Derbi, pero no me ha gustado nada. Ni el planteamiento ni el juego". El Presidente y accionista de referencia del club dio además un toque de atención a su plantilla y a su entrenador: "Todos tienen que ponerse manos a la obra, desde el entrenador al resto, para volver a funcionar, porque el equipo ya está ahí y no necesita esperar a enero para ganar". La derrota contra el Milán, que fue especialmente dolorosa para los "Nerazzurri" al concretarse con un gol del ex interista Zlatan Ibrahimovic, por un pénalti de Marco Materazzi (37 años), a quien Benítez tuvo que recurrir por las numerosas bajas del equipo, se sumó a una sucesión de partidos decepcionantes para los aficionados, con numerosos empates y victorias por la mínima. Aún es pronto para buscar culpables y los seguidores se escudan en las numerosas lesiones que acechan a la plantilla, a las que el domingo se sumaron las del argentino Diego Milito y el nigeriano Joel Obi. Pero nadie duda de que Benítez se enfrenta a la dura tarea de deshacerse de la sombra de su antecesor, el actual técnico del Real Madrid. Hace un año, a esta altura de la temporada, el Inter había logrado nueve victorias, frente a las cinco de este año; 29 puntos frente a los 20 que suma el equipo de Benítez y 29 goles en comparación con los 13 que ha marcado con el técnico español. Los seguidores tienen nostalgia de los tiempos en que el equipo entrenado por el portugués era un mar de alegrías para el Inter, que volvió a ponerse en la cúspide de Europa después de 46 años. La prensa atribuyó el estado actual del vigente Campeón de Europa a una falta de carisma del nuevo entrenador y a su supuesta falta de "feeling" con los jugadores. Se apuntaron ésas como las posibles causas de la crisis que planea sobre este Inter, un equipo plano en los terrenos de juego, previsible y falto de ideas. Moratti, sin embargo, se muestra prudente, no pone en duda su proyecto y confía aún en que Benítez pueda devolver brillo al Inter. "Nuestro entrenador va a ser capaz de dar un meneo a este equipo, estoy seguro" La mirada está puesta en la clasificación para los Octavos de Final de la Champions League y la disputa del Mundial de Clubes, que el equipo jugará el próximo diciembre del 2010 en los Emiratos Árabes Unidos. "Nuestro entrenador va a ser capaz de dar un meneo a este equipo, estoy seguro", afirmó Moratti, mientras que Benítez confía en una remontada. "No me siento en la cuerda floja", aseguró, y destacó que "con este equipo, todavía se puede ganar".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×