Monterrey 2-2 Real Salt Lake... Un empate aleja del Mundial a Rayados

En el futbol hay empates que saben diferente, y el que se llevó el Real Salt Lake este miércoles de la cancha del Tecnológico tiene un sabor a victoria para sí, al conseguir el 2-2 final ante...
 El Real Salt Lake empató el duelo.  (Foto: Notimex)
Estadio Tecnológico, ante un lleno -
  • La Pandilla perdonó y recibió un gol sobre el final que le presiona para la vuelta

En el futbol hay empates que saben diferente, y el que se llevó el Real Salt Lake este miércoles de la cancha del Tecnológico tiene un sabor a victoria para su causa, al conseguir el 2-2 final ante Monterrey a tal sólo un minuto del final.

El conjunto estadunidense, sin proponer mucho en el encuentro, supo clavarle dos tantos al Monterrey ante su público, para dejar una igualada sorpresiva en el primer asalto, y que pone una tarifa muy alta para la Vuelta, obligando a los regios a ganar en Utah para coronarse.

Cuando parecía que la misión estaba hecha con un penal de Suazo, el plantel de la Sultana recibió un gol de última hora, que pone en suspenso el pase al Mundial de Clubes.

La Pandilla intentó, buscó siempre con la intención de hacerse fuerte, propuso como debe hacerse en este formato, pero no supo cómo encontrar una muralla amarilla que se creció encima de su papel.

La teoría de la dosificación quedó exhibida de mala manera para los mexicanos, que pese a cuidar a sus piezas ante Morelia y Santos perdieron a Aldo de Nigris, Luis Pérez y Sergio Santana por lesión, cambiando el libreto planeado en la semana.

Y para rematar viene el tema de las suspensiones, ya que Monterrey no contará en al vuelta con De Nigris ni Zavala por acumulación de amarillas, en una final que sigue en juego, pero cargada al plantel del Lago Salado.

Ahora todo se definirá el próximo miércoles en Estados Unidos, donde La Pandilla debe ganar por cualquier marcador, o empatar por 3-3 o más, si no quiere quedarse en la orilla de una Copa por primera con Vucetich.

EL PARTIDO

Los papeles lógicos corrieron en el campo de juego, y en su calidad de anfitrión fue el Monterrey el que tomó la iniciativa, apoyado por su afición.

Vucetich dejó de lado la famosa dosificación y mandó al terreno de juego lo mejor de su arsenal, encontrando de nuevo la dupla Suazo-De Nigris.

Real Salt Lake amagó con buscar presionar la salida rival, pero pronto renunció al suicidio y se la pasó replegando, saliendo sólo en contragolpes y en balones parados.

La noche parecía de un solo lado y al 9’ Suazo probó puntería desde afuera del área, pero el arquero Rimando mandó a córner con la yema de los dedos.

Era cuestión de tiempo, y al 18’ el grito de gol estremeció las inmediaciones del estadio, en un desborde de Cardozo que el ‘Cherokee’ Pérez metió a dos tiempos en diagonal para De Nigris, quien de zurda no perdonó y marcó el 1-0 que presagiaba festejo.

Pero ahí acabó la velada ideal para Monterrey. Luego del gol, Vucetich tuvo que cambiar a Luis Pérez y De Nigris por Jesús Zavala y Osvaldo Martínez, debido a lesiones musculares. Monterrey perdió el esquema inicial, y su rival comenzó a cerrar espacios, hasta emparejar los papeles en el accionar.

Y si la igualada se asomaba, el marcador se dictó al 35’, en un centro frontal de Will Johnson, que voló a toda la defensa, y que encontró a Nat Borchers en el área chica, para clarear a Orozco con remate de cabeza. El 1-1 caló hondo, y enfrió el ánimo sabiendo que los tantos visitantes son el primer criterio en caso de empate global.

La tensión se respiraba viendo que Monterrey no tenía variantes ni físico para penetrar, y al segundo tiempo comenzó una avalancha albiazul, llena de ganas pero carente de alternativas.

Fue hasta el 62’ cuando tras un centro de Santana la fortuna le sonrió levemente al Monterrey, ya que Olave metió la mano en el área y el árbitro marcó el penal.

Humberto Suazo perfiló un minuto después, y logró el 2-1 con un disparo suave de pierna derecha, que se incrustó a la izquierda del portero Nick Rimando, que se venció al lado contrario.

Pero nuevamente vino el problema físico, y Sergio Santana pidió su cambio al sufrir una lesión, siendo relevado por Jesús Arellano.

Con todo Monterrey tenía cumplida la misión de llevarse una diferencia a Estados Unidos, pero entendía que debía ampliar ante su público, y al 86’ Suazo enfiló solo contra el arquero a pase del ‘Cabrito’, pero la echó por encima.

Y el adagio de ‘gol fallado es gol en contra’ se cumplió al 89’, cuando Javier Morales recortó a Basanta dentro del área, y con disparo cruzado venció a Orozco, para dejar el 2-2 que mató anímicamente al cuadro rayado.

El árbitro procedió con el reglamento, pero alargó el juego de forma innecesaria. Real Salt Lake no quería atacar más. Y Rayados ya no sabía cómo hacerlo.

ARBITRAJE

El salvadoreño Joel Aguilar vivió una noche de titubeos, pero que al final culminaron con una actuación aceptable, sobre todo por no afectar el desarrollo del encuentro. Dejó de marcar una mano de Will Johnson en el área tras un tiro libre de Suazo, aunque lo rápido dela jugada le da el margen para no apreciarla. Estuvo aplicado en el penalti de Olave, y sus amonestaciones fueron bien aplicadas, aunque lamentables para el Monterrey, ya que Jesús Zavala y Aldo de Nigris no podrán jugar la Vuelta por estar suspendidos, mismo caso para Kyle Beckerman, capitán de los norteamericanos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×