Piden suspender elecciones presidenciables de la FIFA

El Ministro de Deportes británico, Hugh Robertson, pidió la suspensión de las elecciones a Presidente de la FIFA ya que el escándalo de corrupción ha convertido la campaña en "una farsa", según...
El Ministro de Deportes británico, Hugh Robertson, pidió la suspensión de las elecciones a Presidente de la FIFA ya que el escándalo de corrupción ha convertido la campaña en "una farsa", según declaraciones del político.
 El Ministro de Deportes británico, Hugh Robertson, pidió la suspensión de las elecciones a Presidente de la FIFA ya que el escándalo de corrupción ha convertido la campaña en "una farsa", según declaraciones del político.
Londres, Inglaterra (Reuters) -
  • "La campaña para la elección presidencial se ha degradado a una farsa"

El Ministro de Deportes británico, Hugh Robertson, pidió la suspensión de las elecciones a Presidente de la FIFA ya que el escándalo de corrupción ha convertido la campaña en "una farsa", según declaraciones del político recogidas por la prensa británica.Joseph Blatter, actual presidente de la FIFA y aspirante a ser reelegido, y el catarí Mohamed Bin Hammam, que compite con el suizo por ese cargo, tendrán que dar explicaciones ante el Comité Ético del organismo mañana, domingo, sólo tres días antes de la elección del 1 de junio.El miércoles la FIFA anunció que su Comité Ético había abierto un procedimiento disciplinario al vicepresidente Jack Warner, de Trinidad y Tobago, y a Mohamed Bin Hammam, por posible violación de su Código Ético.Dos días más tarde, una denuncia presentada por Mohamed Bin Hammam, miembro del Comité Ejecutivo de FIFA y rival de Blatter en esta campaña, de 62 años, obligó a abrir otro procedimiento disciplinario, en este caso contra el todavía presidente."La campaña para la elección presidencial se ha degradado a una farsa. Con los dos candidatos acusados de corrupción, todo indica que la elección debería ser suspendida", opinó Hugh Robertson, que reclamó la necesidad de que los cuerpos de gobierno del deporte sean "transparentes".Para éste, "debe haber un cambio por el bien del mundo del fútbol", advirtió en una comparación con el nuevo reglamento adoptado por el Comité Olímpico Internacional (COI) tras el escándalo de sobornos en los Juegos de Invierno de Salt Lake City, en 1999."La FIFA necesita urgentemente una reforma, igual que el COI hizo después de Salt Lake City", advirtió el ministro.Aquel escándalo surgió al descubrirse que la candidatura para los Juegos de Invierno de 2002 había destinado un millón de dólares en atenciones a miembros del COI y sus familias, en un intento de favorecer que la organización de esos Juegos se concediese a su ciudad."No veo cómo se va a desarrollar un proceso de elección con ambos candidatos acusados de corrupción. Sería un proceso sin sentido", dijo Robertson, que durante este mes se ha pronunciado en varias ocasiones sobre el futuro de la FIFA y se ha mostrado bastante partidario de su reforma.El 11 de mayo aseguró que no descartaba la idea de que Inglaterra pudiera separarse de la FIFA si ese órgano de gobierno no tiene en cuenta las acusaciones de corrupción hechas contra algunos de los miembros de su comité ejecutivo."Hay un deseo por intentar, trabajar y cambiar la FIFA desde dentro. Si la FIFA demuestra que es incapaz de hacer eso, entonces me atrevería a decir que todas las opciones son posibles", dijo Robertson a la cadena británica BBC.El ministro hizo esas afirmaciones después de que el ex presidente de la Federación inglesa de Fútbol (FA) y de la candidatura de Inglaterra para el Mundial de 2018, Lord Triesman, indicara en una comparecencia en la Cámara Baja del Parlamento británico que cuatro miembros de la FIFA habían buscado "sobornos" a cambio de respaldar la candidatura de Inglaterra para celebrar el Mundial de 2018.Los mencionados por "conducta inapropiada y poco ética" fueron Jack Warner, uno de los vicepresidentes de la FIFA, el paraguayo Nicolás Leoz, presidente de la Conmebol, Ricardo Teixeira, jefe del fútbol brasileño, y el tailandés Worawi Makudi.Según Triesman, el hecho de que la candidatura inglesa no accediera a las propuestas podría explicar que ésta fuera la primera eliminada, con sólo dos votos, en la elección de la sede del Mundial de 2018 el pasado mes de diciembre, que finalmente recayó en Rusia.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×