EU, ¿te acuerdas de la goleada?

Más que un trofeo o un pase a la Copa Confederaciones, la búsqueda por ser reconocido como el 'gigante' del territorio ha sido una lucha que ha llevado a México y a Estados Unidos a jugarse la...
Más que un trofeo o un pase a la Copa Confederaciones, la búsqueda por ser reconocido como el 'gigante' del territorio ha sido una lucha que ha llevado a México y a Estados Unidos a jugarse la vida en batallas memorables en la Copa Oro.
 Más que un trofeo o un pase a la Copa Confederaciones, la búsqueda por ser reconocido como el 'gigante' del territorio ha sido una lucha que ha llevado a México y a Estados Unidos a jugarse la vida en batallas memorables en la Copa Oro.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Estados Unidos llegaba a la final anterior con un balance mejor que el del Tricolor
  • Tras la obtención de dicho título, México se convirtió en el país más ganador de Copas de Oro

Más que un trofeo o un pase a la Copa Confederaciones, la búsqueda por ser reconocido como el “gigante” del territorio ha sido una lucha que ha llevado a México y a Estados Unidos a jugarse la vida en batallas memorables en la Copa Oro, dos años después de la última Final, recordamos  el duelo entre estadounidenses y mexicanos. La goleada de 5-0 que le dio la quinta Copa de Oro a la Selección Mexicana aún no cumple los dos años de edad, pero la arrolladora victoria estaba envuelta en circunstancias muy distintas a las que hoy dan contexto a la Gran Final. Gerardo Torrado, Gio, Carlos Vela, José Antonio Castro y Guillermo Franco se lucieron para darle a México una de las satisfacciones más grandes a nivel futbolístico: humillar a su más odiado rival. En aquella ocasión, la Selección estadounidense contaba con una Selección ‘B’ para enfrentar el torneo, mientras que México llevaba una selección de peso. De aquella final sólo tres de los futbolistas que fueron titulares volverán a vivirla: Giovani Dos Santos, Gerardo Torrado y Efraín Juárez. La situación actual de cada uno de los equipos es muy diferente a la de hace dos años, Estados Unidos llegaba a aquella final tras haber conseguido cuatro triunfos con una diferencia de goles de +9, mientras que México sólo había ganado tres partidos y tenía ocho goles a favor, el conjunto de las barras y las estrellas llegaba en mejor momento. Para este cotejo definitivo, el Tricolor parece llegar en mejor momento que los vecinos del norte, cinco victorias aztecas y 16 goles a favor ubican a la Selección Mexicana como el gran favorito del encuentro, mientras que los altibajos del conjunto dirigido por Bob Bradley dan como resultado cuatro victorias, una derrota y sólo cinco goles a su favor que llenan de dudas a sus aficionados. La tarde del 26 de julio finalizó con el “Cielito Lindo” siendo coreado por el Giants Stadium tras un encuentro en el que Giovani Dos Santos fue el arquitecto de una goleada que dejaba a ambos equipos con un futuro mundialista a la espera. Después de dicho encuentro, Estados Unidos ha disputado 28 encuentros, de los cuales han ganado 11, empatado 7 y perdido 10 dejando un saldo no tan favorecedor para el pasado inmediato del equipo. México en cambio, ha jugado36 partidos, de los cuales, entre la era de Javier Aguirre y la de José Manuel de la Torre, suma 22 ganados, 8 empatados y no más de 6 descalabros. Si la estadística jugara, la Selección Mexicana tendría una mano alzando la Copa de Oro, pero hasta el momento, las aspiraciones de ambas escuadras quedan intactas y Bob Bradley tratará de conseguir la revancha que ansía desde hace dos años, mientras que el ‘Chepo’ de la Torre intentará mantener la racha ganadora del conjunto Tricolor.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×