Messi, más a fuerzas que con ganas

Decepcionante y triste resultó la fugaz visita que Lionel Messi, realizó a México para disputar su primer partido en tierras aztecas y cumplir con el trámite del juego a beneficio que se disputó...
 Messi deleitó a la afición que se dio cita en el Azul.
Estadio Azul, Ciudad de México, ante una buena... -
  • El jugador del Barcelona canceló todas las conferencias que tenía programadas
  • Tampoco asistió al cocktail de bienvenida que se organizó
  • Del estadio se trasladó al aeropuerto para regresar a Argentina

Decepcionante y triste resultó la fugaz visita que Lionel Messi, realizó a México para disputar su primer partido en tierras aztecas y cumplir con el trámite del juego a beneficio que se jugó este domingo en la cancha del Estadio Azul.

De todas las actividades en las que se tenía previsto que el llamado mejor futbolista del mundo participará sólo estuvo en el partido y a medias, pues abandonó el terreno de juego a los 70 minutos para posteriormente trasladarse al aeropuerto y volver a su país natal ante la sorpresa de aficionados y medios de comunicación que no escucharon ni una sola palabra.

Desde este sábado por la noche se tenía previsto que la "Pulga" llegara a nuestro país tal y como lo hicieron los diversos jugadores y ex jugadores que participaron en el cotejo de "Messi and friends"; sin embargo, el delantero blaugrana desairó el cocktail de bienvenida que se ofreció en el hotel sede, pues simplemente no apareció a lo largo del día.

Para este domingo se tenía previsto que Messi diera una conferencia de prensa junto con otras estrellas que participarían en el cotejo. La cita fue en punto de las 11 de la mañana, aunque la conferencia comenzó más de una hora después y sin la presencia del argentino, situación que los organizadores explicaron como un retraso en el vuelo por las condiciones climáticas.

Al término de dicha rueda de prensa, el coordinador de eventos del futbolista pampero, Guillermo Marín, señaló que la conferencia de prensa se realizaría posterior al partido, por lo que se citó a los medios de comunicación a las ocho de la noche en el hotel sede, situación que a Messi poco le importó.

Luego de arribar sobre la hora al partido, Messi participó durante 70 minutos y pidió su cambio para irse directamente a los vestidores, cambiarse y trasladarse al aeropuerto para tomar el vuelo de regreso a Argentina, por lo que la conferencia de prensa se canceló definitivamente ante los desaires del futbolista del Barcelona.

De esa forma, Lionel Messi cumplió con una visita que pareció más forzada y comprometida a un contrato que por las verdaderas intenciones del futbolista por estar en México y participar en un partido a beneficio. Ni declaraciones ni fotografías ni autógrafos, sólo unos cuantos minutos estuvo en México y con una actitud que dejó mucho que desear.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×