Obreros rechazaron oferta y Tribunal decidirá sobre huelga en el Maracaná

La huelga de los más de 1.500 obreros que intervienen en la remodelación del Estadio Maracaná - el probable escenario de la Final del Mundial de Brasil 2014-, deberá ser solucionada por un...
La huelga de los más de 1.500 obreros que intervienen en la remodelación del Estadio Maracaná - el probable escenario de la Final del Mundial de Brasil 2014-, deberá ser solucionada por un Tribunal Laboral ante la falta de un acuerdo.
 La huelga de los más de 1.500 obreros que intervienen en la remodelación del Estadio Maracaná - el probable escenario de la Final del Mundial de Brasil 2014-, deberá ser solucionada por un Tribunal Laboral ante la falta de un acuerdo.
Río de Janeiro, Brasil -
  • Los huelguistas rechazaron hoy las concesiones prometidas por los patrones

La huelga de los más de 1.500 obreros que intervienen en la remodelación del Estadio Maracaná - el probable escenario de la Final del Mundial de Brasil 2014-, deberá ser solucionada por un Tribunal Laboral ante la falta de un acuerdo entre los empelados y el Consorcio responsable por la obra.   El anuncio de la suspensión de las negociaciones fue hecho por el Consorcio luego que los huelguistas rechazaron hoy las concesiones prometidas por los patrones y decidieron mantener el paro.   Así que, la paralización de las obras durará hasta que el Tribunal Laboral se pronuncie sobre la legitimidad de la huelga y de las reivindicaciones de los huelguistas.   La huelga empezó este miércoles, luego de que el obrero Carlos da Silva Pereira resultara herido por la explosión de un tonel vacío que antes fue utilizado para almacenar combustibles. El trabajador sufrió una fractura en la rodilla y quemaduras.   El accidente desató la huelga en demanda de mejores condiciones de trabajo, pero en el comunicado oficial divulgado hoy, el Consorcio dijo que el accidente fue "un hecho aislado" y aseguró que siguen "rigurosamente" los patrones la legislación laboral, y que es "regularmente fiscalizado por el Ministerio de Trabajo".   En una primera reunión, el jueves, con los líderes del Sindicato de los Trabajadores en la Industria de la Construcción Pesada de Río de Janeiro, el Consorcio se comprometió a concederles a los obreros un seguro de salud pero no dio respuesta a las otras peticiones que incluyan un aumento en la ayuda que reciben para la alimentación.   El Consorcio, integrado por las constructoras Odebrecht, Delta y Andrade Gutiérrez, es responsable por la remodelación del estadio sede de la Final del Mundial de 1950 y que es el mayor del mundo.   El grupo tiene previsto entregar las obras, estimadas en 956,8 millones de reales (unos 598 millones de dólares), a finales del 2012 para que el Maracaná esté listo al menos seis meses antes de la Copa Confederaciones, que se disputará en junio del 2013.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×