Si el Inter me hubiera apoyado, habría ganado mucho: Benítez

El español recriminó al club italiano la poca confianza que le brindaron cuando él era el entrenador y afirmó que de haberle concedido algunas peticiones de fichajes la historia hubiera sido de...
El español recriminó al club italiano la poca confianza que le brindaron cuando él era el entrenador y afirmó que de haberle concedido algunas peticiones de fichajes la historia hubiera sido de éxtos y muchos campeonatos.
 El español recriminó al club italiano la poca confianza que le brindaron cuando él era el entrenador y afirmó que de haberle concedido algunas peticiones de fichajes la historia hubiera sido de éxtos y muchos campeonatos.
Roma, Italia (Reuters) -
  • Aseguró que de haberle concedido peticiones de fichajes la otra hubiera sido muy exitosa
  • Dijo que fue una pena que no hubieran respetado su trabajo

El entrenador español Rafa Benítez asegura que, de haber contado con el apoyo de los dirigentes del Inter de Milán cuando él era el técnico, el equipo italiano habría ganado muchos títulos la pasada temporada. "Los aficionados 'interistas' saben que yo hice un trabajo profesional y que si hubiera contado con el apoyo de los dirigentes habríamos podido ganar mucho más. Fue una pena", explica el madrileño en una entrevista publicada hoy por el diario deportivo italiano "Corriere dello Sport". Es la primera vez que el ex entrenador de Valencia, Liverpool e Inter de Milán, entre otros clubes, habla de su pasado como técnico "nerazzurro" en Italia, una etapa que considera "positiva" en su carrera profesional. "Los aficionados 'interistas' saben que yo hice un trabajo profesional y que si hubiera contado con el apoyo de los dirigentes habríamos podido ganar mucho más." "Fue una experiencia positiva porque me permitió ganar dos títulos, uno de ellos el Mundial de Clubes (de la FIFA) que el Inter no conseguía desde hacía 45 años. Y encima lo conseguí sin ningún apoyo y sin ninguna ayuda por parte de la Dirección del club", recuerda Benítez. El entrenador español llegó al Inter de Milán en junio de 2010, después de que el combinado italiano ganara todo con el portugués José Mourinho, y fue destituido en diciembre del mismo año, después de unos meses marcados por las lesiones, los malos resultados y los enfrentamientos entre Benítez y el presidente Massimo Moratti. Los momentos más tensos entre ambos se vivieron el 18 de diciembre de 2010, seis días antes de su marcha, coincidiendo con la jornada en que el Inter se proclamó Campeón en el Mundial de Clubes en Abu Dabi. Tras imponerse en la Final del torneo ante el Mazembe congoleño, Benítez pidió "respeto" por su trabajo, "apoyo" al equipo y más fichajes. La relación entre Benítez y Moratti, según confirma el español en "Corriere dello Sport", desde ese momento no existe. Además, el técnico recrimina al italiano que en el mercado de verano no fichó a los jugadores que él había pedido, entre ellos el ahora barcelonista Alexis Sánchez, mientras que en invierno "regaló al nuevo entrenador", el brasileño Leonardo (ahora en el París Saint-Germain, a algunos de los jugadores que él ya había pedido. De hecho, asegura que la llegada de futbolistas como Giampaolo Pazzini o el japonés Nagatomo permitieron al Inter "marcar diferencias" en la segunda vuelta, cuando el conjunto italiano inició una importante remontada que le llevó a luchar por el "Scudetto" hasta el final. "Si en agosto hubiera tenido algunos de jugadores que pedí, el Inter habría podido ganar mucho más y quizá mi historia en el banquillo 'nerazzurro' hubiese seguido un camino distinto porque conmigo el Inter perdió la posibilidad de ganar de otra forma, con otro estilo", insiste Benítez en clara referencia al juego defensivo que ha caracterizado al club de Moratti.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×