Paulo Bento recupera el ánimo de 'Las Quinas' en su primer año como técnico

El portugués Paulo Bento cumple hoy un año al frente de la Selección Lusa, período que le ha servido para recuperar anímicamente a sus jugadores y convencerlos de sus posibilidades de victoria en...
 El portugués Paulo Bento cumple hoy un año al frente de la Selección Lusa, período que le ha servido para recuperar anímicamente a sus jugadores y convencerlos de sus posibilidades de victoria en la Eurocopa 2012.
Lisboa, Portugal (Reuters) -
  • Paulo Bento puede celebrar la mejoría experimentada en el juego y en los resultados obtenidos

El portugués Paulo Bento cumple hoy un año al frente de la Selección Lusa, período que le ha servido para recuperar anímicamente a sus jugadores y convencerlos de sus posibilidades de victoria en la Eurocopa 2012.

En su primer aniversario al frente de “Las Quinas", Paulo Bento puede celebrar la mejoría experimentada en el juego y en los resultados obtenidos por su equipo, con siete victorias, un empate y una sola derrota, cosechada en un amistoso contra Argentina.

El exjugador del Benfica, Sporting de Lisboa y Oviedo, entre otros clubes, ha llevado la calma a la Selección después del convulso período vivido con Carlos Queiroz en el banquillo, sólo alterada ahora por la polémica salida de Ricardo Carvalho del equipo nacional.

El técnico luso fue el elegido por la Federación Portuguesa de Futbol en septiembre del 2010 después de que no cuajara la posibilidad de que el entrenador del Real Madrid, José Mourinho, se hiciera con las riendas durante al menos dos partidos de clasificación para la Eurocopa.

Paulo Bento llegó así como segunda opción y se encontró con un equipo en crisis, incapaz de pasar del empate ante Chipre (4-4) y caer derrotado con Noruega (1-0), en sustitución de un Queiroz que acababa de ser suspendido seis meses por perturbar un control antidopaje y que tuvo tensas relaciones con jugadores como Deco.

Desde entonces, “Las Quinas" parecen haber salido de la depresión en la que se encontraban y recuperado la confianza que exhibieron en el Mundial de Sudáfrica, donde fueron eliminados en Octavos de Final por España, a la postre Campeona.

Además de liderar ya su Grupo de clasificación para la Eurocopa -empatado a puntos, eso sí, con Dinamarca y Noruega-, Portugal también consiguió vengarse de la Selección Española al endosarle un contundente 4-0 en un amistoso disputado el pasado mes de noviembre.

En el campo, Paulo Bento ha impuesto un esquema 4-3-3 basado en dos centrales fuertes como Pepe y Bruno Alves, dos laterales rápidos como Coentrao y Joao Pereira, un centro del campo que aúna trabajo y calidad -Moutinho, Meireles y Carlos Martins o Ruben Micael- y un ataque explosivo con Cristiano Ronaldo, Nani y Almeida o Postiga.

Respecto a su antecesor, las principales bajas son las de Deco, Tiago, Simao, Paulo Ferreira y Miguel, todos ellos retirados de la Selección, aunque tampoco parecen contar demasiado el lateral Bosingwa y el delantero Liédson.

El técnico luso también ha sabido aprovechar la mejor versión de la estrella madridista, Cristiano Ronaldo, que lleva ya cuatro tantos en los encuentros de clasificación para la Eurocopa.

La prácticamente inmaculada trayectoria del actual seleccionador luso se ha visto salpicada, sin embargo, por la inesperada salida de Ricardo Carvalho, quien decidió abandonar una convocatoria del equipo nacional el pasado 1 de septiembre después de conocer que no iba a ser titular frente a Chipre.

El suceso dio lugar a un tenso intercambio de declaraciones entre ambos, en el que Paulo Bento llamó "desertor" al defensa madridista y éste calificó de "mercenario" al técnico portugués.

A pesar de este incidente, el país entero parece volver a creer en la generación actual de futbolistas, una de las mejores de toda su historia y que tiene ante sí el reto de cerrar su clasificación directa para la Eurocopa de Polonia y Ucrania.

El propio Cristiano Ronaldo aseguró en una entrevista reciente que Portugal "está en el buen camino" y tiene "todas las condiciones para triunfar" y dejar atrás "el sabor amargo" de no haber logrado ningún título a nivel de selecciones todavía, especialmente tras su derrota en la Final de la Eurocopa ante Grecia, en 2004.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×