Rayados 1-0 Herediano… La Pandilla se enfila a la calificación

La escena victoriosa volvió al seno de Rayados, pero sin glamour ni festejo excesivo: La Pandilla venció 1-0 al Herediano en la fecha cinco de la Concachampions y enfiló a la calificación en el...
 La escena victoriosa volvió al seno de Rayados, pero sin glamour ni festejo excesivo: La Pandilla venció 1-0 al Herediano en la fecha cinco de la Concachampions y enfiló a la calificación en el Grupo D.  (Foto: Notimex)
Monterrey, Nuevo León -
  • Los regios son sublíderes del Grupo D a una fecha del final
  • Los ticos se despiden del certamen en el fondo del sector

La escena victoriosa volvió al seno de Rayados, pero sin glamour ni festejo excesivo: La Pandilla venció con lo mínimo al Herediano en la fecha cinco de la Concachampions y enfiló a la calificación en el Grupo D. Monterrey, nuevamente renovado en su alineación, caminó en el campo sin acelerar a fondo, hasta doblegar 1-0 a un cuadro tico que en el tropiezo dijo adiós al certamen internacional. Bastó un gol de Aldo de Nigris en el primer tiempo para contener a un impetuoso equipo centroamericano, que se sabía con un pie fuera desde antes de iniciar el cotejo, y que logró ponerle cierta tensión al Tec, pero sólo por ganas, y ante el evidente consentimiento rayado. El futbol explosivo sigue extraviado, pero en Concachampions La Pandilla tiene su bolsa de remedios que le amaina la presión.

Así, el conjunto norteño remedió el problema que se estaba metiendo con los traspiés en el certamen, y con su segunda victoria al hilo está casi llevando a buen puerto su aventura copera. Monterrey se puso a un paso de cumplir uno de los objetivos del semestre, que es calificar en el torneo internacional, lo que ocurrirá simplemente con un empate en la última fecha visitando al Seattle Sounders el próximo 18 de octubre. Con el resultado el plantel de Vucetich llegó a nueve unidades en el sector y +6 en su diferencia de goles, por tres puntos del cuadro Herediano. Comunicaciones y Seattle empataron 2-2, por lo que los norteamericanos se fueron como líderes únicos con 10 unidades, mientras que los guatemaltecos se quedaron debajo de Rayados con siete. La escena ahora le permite a los regios aspirar al primer lugar de grupo simplemente ganando de visita a los Sounders. El empate pone dentro a Monterrey, siempre y cuando Comunicaciones no le gane en la última fecha al Herediano por más de ocho goles. Una derrota de Rayados aún podría significar la clasificación, si Comunicaciones empata o pierde en la última jornada. La velada no tuvo la intensidad que muchos hubieran presagiado, y Monterrey ejecutó un plan minimalista, suficiente para poner favorable su condición en el torneo. La afición albiazul hizo una entrada más que aceptable para arropar al golpeado equipo de casa, y al final el clima fue de cierta tranquilidad, pero sin echar las campanas al vuelo, sobre todo por no llegar una demostración aplastante. Vucetich guardó de inicio a elementos como Orozco, Basanta, Osorio, Lucho Pérez, Santana y Cardozo, y trató de generar peligro con el tridente De Nigris-Suazo-Ayoví, abastecidos por un voluntarioso Jesús Manuel Corona. Pero ante la complacencia rayada fueron los visitantes los primeros en generar peligro, y por poco y dan el campanazo poniéndose al frente en el marcador. Al 19’ Anderson Andrade le filtró por el centro a Jorge Barbosa, quien se metió solo por el centro en el área y encaró a Juan de Dios Ibarra, pero su disparo lo mandó a la tribuna de General. Monterrey dio la impresión de estar estudiando de más sus ataques, y al 28’ el nerviosismo creció en el lugar cuando Junior Alvarado empalmó el esférico desde la media luna, y la pelota reventó el travesaño rayado, en otra aproximación tica que merecía ser gol. Pero fue entonces cuando La Pandilla mató al frente, y al 30’ Corona desbordó por la izquierda para que De Nigris llegara a saludar a segundo palo, venciendo por potencia al portero, dejando la ventaja para Monterrey que no volvería a soltar. En el complemento Monterrey bajó aún más las revoluciones, pero tuvo opciones en los botines de De Nigris, que sin embargo exhibió que le falta mucho para el nivel que mostró un par de torneos atrás con el plantel. Vucetich decidió cuidar a sus piezas claves y sacó del campo a Suazo, Ayoví y Corona, dando unos minutos a Santana, Cardozo y Luis Pérez, con quienes manejó un poco más sobre el final. Fue hasta el 83’ cuando La Pandilla dio otro aviso claro, en un tiro de esquina que Ayoví peinó y que se paseó por toda la línea de meta sin que nadie llegada a rematar. El Herediano alcanzó todavía a poner un par de balones desesperados en el área albiazul, pero el tiempo hizo su parte, y el silbatazo del salvadoreño Elmer Bonilla finalizó el duelo que pase lo que pase fue el último de la Concachampions en el Tec en este año, a la espera que La Pandilla amarre su boleto en la última fecha, y la justa vuelva en el 2012 con olor a finales.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×