La Fiscalía lusa acusa a cinco jugadores del Porto de agredir a dos guardias

La Fiscalía lusa decidió acusar de forma oficial a cinco jugadores del Porto por una agresión a dos vigilantes de seguridad en el túnel de vestuarios del Estadio de la Luz después del partido que...
 La Fiscalía lusa decidió acusar de forma oficial a cinco jugadores del Porto por una agresión a dos vigilantes de seguridad en el túnel de vestuarios del Estadio de la Luz después del partido que enfrentó a su equipo con el Benfica.
Lisboa, Portugal (Reuters) -
  • Los futbolistas han sido acusados de un delito de ofensa a la integridad física

La Fiscalía lusa decidió acusar de forma oficial a cinco jugadores del Porto por una agresión a dos vigilantes de seguridad en el túnel de vestuarios del Estadio de la Luz después del partido que enfrentó a su equipo con el Benfica el 20 de diciembre de 2009. Así lo publican este martes los medios portugueses, que apuntan a que los futbolistas involucrados, los brasileños Hulk y Helton, los uruguayos Cristian Rodríguez y Fucile, además del rumano Sapunaru, se enfrentan a una pena que puede ir desde la multa económica hasta los tres años de prisión. Los hechos, ocurridos hace casi dos años, ya fueron analizados por la Comisión Disciplinaria de la Liga portuguesa, que decidió suspender durante cuatro meses al delantero estrella del Porto, Hulk, y por seis meses al defensa Sapunaru, mientras que optó por archivar el caso contra el portero Helton. El castigo a Hulk y Sapunaru fue reducido sensiblemente con posterioridad a sólo tres y cuatro encuentros, respectivamente, aunque para entonces ya habían cumplido la mayor parte de su pena inicial. El Ministerio Público, según informan hoy medios lusos, presentará las imágenes de las cámaras de videovigilancia, fotografías y partes médicos para sustentar su acusación, que deberán ser evaluados por el juez de instrucción antes de decidir si seguir adelante con el proceso. Los vigilantes agredidos relatan en su denuncia cómo varios jugadores del Porto les propinaron patadas y puñetazos después de que les impidieran acceder al trío arbitral, tras haber caído derrotados con el Benfica por 1-0. Ambos clubes, Benfica y Oporto, han declinado hacer comentarios sobre la acusación de la Fiscalía.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×