Espero que Argentina se arrepienta: Osvaldo

El atacante argentino Pablo Daniel Osvaldo lamentó el que nunca se le convocó para jugar con la selección de su país y consideró que se encuentra al mismo nivel que los demás delanteros del equipo...
El atacante argentino Pablo Daniel Osvaldo lamentó el que nunca se le convocó para jugar con la selección de su país y consideró que se encuentra al mismo nivel que los demás delanteros del equipo nacional.
 El atacante argentino Pablo Daniel Osvaldo lamentó el que nunca se le convocó para jugar con la selección de su país y consideró que se encuentra al mismo nivel que los demás delanteros del equipo nacional.
Roma, Italia -
  • Al jugador de la Roma le hubiera complacido una convocatoria con la ‘Albiceleste’

El atacante argentino Pablo Daniel Osvaldo lamentó el que nunca se le convocó para jugar con la selección de su país y consideró que se encuentra al mismo nivel que los demás delanteros del equipo nacional. "Yo espero que se arrepientan, excluyendo a (Lionel) Messi, en la cancha puedo competir con todos", expresó Oslvado en una entrevista que publicó “La Gazzetta dello Sport”. Osvaldo, quien en 2007 obtuvo la nacionalidad italiana, llegó esta temporada a la Roma procedente del Espanyol. En busca de variantes ofensivas, el técnico de Italia Cesare Prandelli lo convocó para dos partidos amistosos, contra Polonia y Uruguay. "Yo espero que se arrepientan, excluyendo a (Lionel) Messi, en la cancha puedo competir con todos" Sorpresivamente, Osvaldo no se declaró seguidor del club por el cual juega: "No soy un 'tifoso' de la Roma y por lo tanto no tengo nada en contra de la Lazio", afirmó. También dijo que "no soy un amante del futbol, lo juego y basta, y después no lo pienso más". En cambio le gusta la música, que es lo que hará cuando deje de jugar: "Estudio guitarra y piano y ya se lo que haré después: el músico". Tras haber jugado en Huracán en Argentina, Osvaldo llegó a Italia en 2006, militando con Atalanta, Lecce, Fiorentina, Bologna y Roma. Aclaró que no se arrepiente de haber venido, "pero claro, haber llegado a Bergamo (norte del país) un 12 de enero, y encontrarme solo bajo la nieve en el día de mi cumpleaños 20, me dio por llorar, me habría matado".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×