Corinthians ganó su quinto título brasileño en medio del luto por Sócrates

El Corinthians se proclamó hoy Campeón brasileño por quinta vez en su historia al igualar sin goles ante el Palmeiras en la última Jornada del Torneo, en la que solo le amenazaba el Vasco da Gama,...
 El Corinthians se proclamó hoy Campeón brasileño por quinta vez en su historia al igualar sin goles ante el Palmeiras en la última Jornada del Torneo, en la que solo le amenazaba el Vasco da Gama, que empató 1-1 con el Flamengo.
São Paulo, Brasil (Reuters) -
  • La coronación del Corinthians tuvo un cierto sabor amargo

El Corinthians se proclamó hoy Campeón brasileño por quinta vez en su historia al igualar sin goles ante el Palmeiras en la última Jornada del Torneo, en la que solo le amenazaba el Vasco da Gama, que empató 1-1 con el Flamengo.

La coronación del Corinthians tuvo un cierto sabor amargo, pues hoy mismo falleció el ex futbolista Sócrates, uno de los más queridos ídolos del club, a quien se le rindió homenaje en todos los estadios del país y fue sepultado casi al mismo tiempo que comenzaba la Jornada final del campeonato.

Como contrapartida, la quinta corona llegó en un partido frente al Palmeiras, el más tradicional rival del nuevo Campeón, que festejó no sólo el título sino también la oportunidad de alcanzarlo ante su más enconado adversario.

La primera etapa del partido disputado en el Estadio Pacaembú de São Paulo fue nerviosa, con dientes apretados de parte y parte y con el Palmeiras un poco más sereno, amenazando pero sin llegar a crear verdadero peligro.

En el inicio del segundo tiempo el chileno Jorge Valdivia le dio al Corinthians una ayuda inesperada al cometer una violenta falta contra Jorge Henrique que le valió una tarjeta roja directa, que dejó al Palmeiras con 10 hombres.

Tras la expulsión, el Corinthians se soltó más y por momentos atacó en tromba, con un Liedson inspirado que propició varias oportunidades de gol no aprovechadas por sus compañeros.

En el minuto 73, el Corinthians también quedó con 10 hombres por la expulsión del volante Wallace, lo que obligó al entrenador Tite a mover el banquillo para reforzar los marcajes en el centro del terreno.

Los últimos minutos del encuentro fueron a puro nervio, con un balón que parecía quemar en los pies de todos los jugadores, que abusaron de pelotazos largos muchas veces sin destino y en medio de una creciente brusquedad.

En el minuto 87, ese clima y la enorme tensión degeneraron en intercambios de golpes entre los jugadores, que provocaron otra expulsión por cada lado que dejó a ambos equipos con nueve hombres.

El empate llevó al Corinthians a inalcanzables 70 puntos y dejó al Palmeiras en 50 y con una plaza en la Copa Sudamericana de 2011.

El Vasco da Gama, único equipo que podía soñar con arrebatarle el título al Corinthians, necesitaba de una victoria ante el Flamengo y una derrota del ahora Campeón, pero no se le dio ni una ni otra e igualó 1-1 con su mayor adversario de Río de Janeiro.

El sueño vascaíno voló durante unos minutos cuando Diego Souza inauguró el marcador, pero lo frustró primero Renato Abreu, cuando igualó para el Flamengo, y luego lo terminó de cortar el empate del Corinthians en São Paulo.

El Vasco da Gama quedó en segundo lugar, con 69 puntos, y el Flamengo llegó a 61 unidades y logró su principal objetivo de esta Temporada, que era garantizar una plaza en la Copa Santander Libertadores del año próximo.

En la parte baja, la lucha por huir del descenso encontró en esta última Jornada urgido de victoria al encopetado Cruzeiro, que en los papeles era considerado al título pero que con el correr del Torneo acabó firmando una de sus peores Temporadas.

El Cruzeiro tenía la difícil obligación de vencer al Atlético Mineiro en el Derbi de la ciudad de Belo Horizonte y no sólo lo hizo, sino que castigó a su rival con un duro 6-1.

Roger, Leandro Guerreiro, Anselmo Ramón, Fabrício, Wellington Paulista y Everton anotaron para el Cruzeiro, que finalizó con 43 puntos y mantuvo la categoría, mientras que Rever marcó el gol del Mineiro, que se quedó con 45 unidades.

El Ceará, que hoy perdió por 2-1 en su visita al Bahía, y el Atlético Paranaense, que venció por 1-0 al Coritiba, completaron el grupo de cuatro equipos que jugarán el año que viene en segunda, en el que ya estaban condenados el Avaí y el América.

Sus lugares en Primera División serán ocupados en 2011 por el Portuguesa, el Náutico, el Ponte Preta y el Sport, que ocuparon los primeros cuatro lugares en el campeonato de Segunda.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×