La Tribunera: Monja preside equipo regional de Mallorca

Su vocación es el hábito, su pasión el balón. Sor Serafina Vilanova, madre vicaria de la congregación agustina de las Hermanas del Amparo, es una férrea aficionada al futbol e, incluso, es...
Su vocación es el hábito, su pasión el balón. Sor Serafina Vilanova, madre vicaria de la congregación agustina de las Hermanas del Amparo, es una férrea aficionada al futbol e, incluso, es Presidenta de un club regional de Mallorca.
 Su vocación es el hábito, su pasión el balón. Sor Serafina Vilanova, madre vicaria de la congregación agustina de las Hermanas del Amparo, es una férrea aficionada al futbol e, incluso, es Presidenta de un club regional de Mallorca.
Ciudad de México -
  •  Sor Serafina es Directora del Colegio Santa Mónica de Palma
  • No se pierde los partidos del Real Madrid, club al que confiesa una afición incondicional

Su vocación es el hábito, su pasión el balón. Sor Serafina Vilanova, madre vicaria de la congregación agustina de las Hermanas del Amparo, es una férrea aficionada al futbol e, incluso, es Presidenta del Santa Mónica de la Primera División Regional de Mallorca, según publicó el diario Marca. Además, esta monja futbolera preside otros seis equipos en la categoría varonil y uno en femenil del  Colegio Santa Mónica de Palma de Mallorca, del cual también es la Directora. Todos ellos fueron instaurados durante su mandato al frente de dicha escuela. Sor Serafina ha logrado compaginar la labor educativa con el futbol, a través del cual busca inculcar en los jóvenes deportistas cualidades que van más allá del rectángulo de juego.

"(Pepe) da mala imagen al Madrid. Me duele por él y por el equipo. Si yo fuera Florentino ya le hubiera sacado fuera "

“Me he metido en el deporte siendo religiosa porque me gusta mucho. Vivo el futbol con emoción, pero además veo en el deporte una manera de formar a la juventud a través de valores como el trabajo en equipo, el esfuerzo, saber perder, ser humildes... Valores fundamentales para la vida”, comentó. Por último, la religiosa confesó su afición por el Real Madrid, equipo al que sigue incondicionalmente, sin importar que pierda o gane; y de paso mandó un mensaje al Presidente del cuadro blanco, Florentino Pérez, respecto al comportamiento del central merengue, Pepe. “No entiendo lo de Pepe. Un acto determinado en un momento de tensión se puede comprender, pero no una actitud como la suya, que es reincidente. Da mala imagen al Madrid. Me duele por él y por el equipo. Si yo fuera Florentino ya le hubiera sacado fuera o le hubiera apartado un buen tiempo”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×