Sunderland 0-1 Manchester United... Triunfo que sabe a tragedia

El milagro jugó con los sentimientos del Manchester United. Como si se tratara de una película, una obra maestra, los "Red Devils" fueron Campeones durante 46 minutos, pero el tiempo de...
 El milagro jugó con los sentimientos del Manchester United. Como si se tratara de una película, una obra maestra, los "Red Devils" fueron Campeones durante 46 minutos, pero el tiempo de compensación desquició todo.
Stadium of Light, Inglaterra -
  • Man. Utd. perdió el título por diferencia de goles pese a llegar a 89 puntos
  • Rooney convirtió el gol y rompió su marca en una temporada

El milagro jugó con los sentimientos del Manchester United. Como si se tratara de una película, una obra maestra, los "Red Devils" fueron Campeones durante 46 minutos, pero el tiempo de compensación desquició todo. Favor de actualizar flashplayer

Manchester United venció 0-1 al Sunderland en un resultado que se combinaba con la parcial derrota del City, pero que Dzeko y el "Kun" Agüero revirtieron en tres minutos para dar una bofetada a la historia y terminar con 44 años de sequía para los “Citizens” al vencer 3-2 y desatar la locura. Los pupilos de Ferguson llegaron a 89  puntos, mismos que el City pero con una diferencia de goles menor que le entregó el campeonato al equipo de Roberto Mancini. Primer tiempo que tuvo más atención en lo que sucedía con el Manchester City que en las acciones dentro del terreno de juego. Y es que el cuadro dirigido por Alex Ferguson se sabía superior y consciente que el triunfo llegaría, pero que a la vez serviría de poco si su "vecino" ganaba. Sunderland tuvo par de intentos al comienzo del partido que David de Gea supo atacar de buena forma y así, evitar complicar el trámite para su equipo hasta que apareció el de siempre. Fue a los 19' cuando Wayne Rooney aprovechó un pésimo rechazo del portero del Sunderland para abrir el marcador y cumplir con la tarea encomendada para esta tarde. Todavía el "Niño malo" del United tuvo para ampliar el marcador en un tiro libre, pero el balón se estrelló en el poste ahogando el grito de la numerosa afición que se dio cita en el inmueble del Sunderland. El susto para los pupilos de Ferguson llegó hacia la recta final del primer tiempo cuando el cuadro local estuvo cerca de emparejar, pero el disparo se fue abierto de la portería. La segunda parte inició con emociones que provenían de otro estadio, pero que se festejaban como si fueran un auténtico gol del Manchester United. Primero Rooney dejó escapar el segundo tanto después de recibir en el área un excelso pase filtrado de Young que reventó en la humanidad del arquero Mignolet, aunque el grito de gol no se ahogó. Segundos, instantes después en el Stadium of Light reventó el grito de gol y la pelota no estaba ni cerca del área. Queens Park Rangers le había empatado al Manchester City y le estaba dando el título a Sir Alex Ferguson y compañía. La locura. Los nervios y las ansias comenzaron a invadir a los "Red Devils" cuando se enteraron que no sólo se había empatado el juego del "vecino", sino que los “Citizens” ya estaban perdiendo y que tenían el vigésimo título del futbol inglés en sus manos. Al 75' Paul Scholes cimbró el poste del Sunderland y de paso todo Manchester, para que en el contrarremate Mignolet atajara a dos manos un disparo que ya se veía en el fondo de la portería y con el título, pero los nervios no querían irse. Al final la tragedia apareció. El United hizo la tarea, pero el milagro les hizo una pésima broma. Temporada para el olvido.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×