La Tribunera: André Santos del Arsenal fue acusado de conducción imprudente

André Santos fue acusado por su manera imprudente y peligrosa de conducir, luego de ser detenido el 17 de agosto en el norte de Londres cerca del campo de entrenamiento de los "Gunners".
 André Santos fue acusado por su manera imprudente y peligrosa de conducir, luego de ser detenido el 17 de agosto en el norte de Londres cerca del campo de entrenamiento de los "Gunners".
Ciudad de México -
  • El paulista llegó al Arsenal en el 2011 procedente del Fenerbahce turco

El defensa brasileño del Arsenal, André Santos, fue acusado por su manera imprudente y peligrosa de conducir, luego de ser detenido el 17 de agosto en el norte de Londres cerca del campo de entrenamiento de los “Gunners”, de acuerdo a información que publica el diario inglés “The Sun”. El futbolista conducía sin el debido cuidado y atención mientras regresaba de un entrenamiento a una velocidad de 130 millas por hora (aproximadamente 210 kilómetros por hora), además de no detenerse cuando los oficiales se lo ordenaron. Se dice que el brasileño manejaba un Maserati Gran Turismo color negro, un súper deportivo cuyo precio ronda las 110 mil libras, y que curiosamente es el mismo modelo de auto que Lionel Messi tenía hasta hace poco, cuando decidió cambiarlo por un Maserati MC Stradale. El originario de Sao Paulo, quien cuenta con muchos otros motores de gran potencia y un pequeño Smart para ir de compras, deberá presentarse en la Corte de Magistrados de Hendon el 27 de septiembre. El futbolista de 29 años podría pasar dos años en prisión si su caso llegase a la corte de la Corona. Un portavoz de Scotland Yard afirmó que “André Santos, de 29 años, de East Finchley, al norte de Londres, fue acusado de conducción peligrosa y conducir sin el debido cuidado y atención el 17 de agosto de este año en Mill Hill, al noroeste de Londres.” Tal parece que violar los límites de velocidad está de moda entre los futbolistas, ya que recientemente al defensa del Manchester United, Rio Ferdinand, le quitaron su licencia y no podrá manejar los próximos seis meses por exceder los límites de velocidad de una misma calle tres veces consecutivas. Hace unas semanas, otro futbolista de la Premier, el inglés de 18 años Courtney Meppen-Walter, fue acusado de conducción temeraria tras involucrarse en un accidente de tránsito que terminó con la muerte de dos personas. Todo parece indicar que  André Santos, quien llegó a los “Gunners” en 2011 procedente del Fenerbahce turco, podría pagar un precio muy alto por su error. Las altas velocidades siguen haciendo estragos entre los futbolistas.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×