La Tribunera: Mourinho odia su vida social

En entrevista para CNN, el siempre polémico técnico del Real Madrid, José Mourinho, reconoció que detesta su vida social.
 En entrevista para CNN, el siempre polémico técnico del Real Madrid, José Mourinho, reconoció que detesta su vida social.
Madrid, España -
  • El técnico “Merengue” dijo que la gente cree conocerlo cuando no es así
  • Fuera de las canchas aseguró ser alguien perfectamente normal

En entrevista para CNN, el siempre polémico técnico del Real Madrid, José Mourinho, reconoció que detesta su vida social. “Odio mi vida social. Odio no ser un padre normal que va con su hijo al partido de su equipo y estar allí con los otros 20 padres allí viendo el partido. Estoy en un partido de futbol de niños y tengo que estar ahí. La gente tiene que venir para sacarse fotos, para pedir autógrafos, a insultarme, a ir detrás de la portería de mi hijo e insultar a mi hijo de 12 años”, dijo. "La gente tiene que venir para sacarse fotos, para pedir autógrafos, a insultarme, a ir detrás de la portería de mi hijo e insultar a mi hijo de 12 años." El portugués se refirió también a la imagen que transmite desde el área técnica donde afirmó que las personas creen conocerlo cuando no es así. “La gente conoce al entrenador, especialmente durante 90 minutos. Y durante 90 minutos no estoy allí para divertirme. La diversión es una consecuencia. Estoy para hacer mi trabajo, para ganar. Estoy allí con mi equipo para intentar ganar. Estoy allí porque vivo el juego, vivo el partido como si fuera el último partido de mi carrera”, apuntó el estratega. "La gente me mira y ven lo que ven. Después de eso, en conferencias de prensa, es el otro lugar donde la gente me conoce. En las conferencias de prensa, todavía queda un partido por jugar. Antes del partido: conferencia de prensa previa al partido. Después del partido: conferencia de prensa posterior al partido, pero es un partido", añadió. Mourinho afirmó ser una persona muy diferente a la que los medios de comunicación describen y aseguró que fuera de las canchas y en su vida privada es una persona perfectamente normal. "La gente no me conoce como un amigo, como un hombre de familia, como entrenador dentro de mi grupo, la relación que tengo con la gente que trabaja en el club... No me quejo y no digo que la gente esté equivocada, ni que la gente me mire con malos ojos. No, estas personas ven lo que ven. "Me encanta estar con mi familia en la calle como una persona normal y no puedo, así que soy una persona completamente diferente en mi vida privada", expresó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×