Barça firma a niño brasileño procedente de favela

El Barcelona español contrató a un jugador brasileño de 14 años que fue formado en una de las escuelas de futbol abiertas en las favelas de Río de Janeiro que antes eran dominadas por...
El Barcelona español contrató a un jugador brasileño de 14 años que fue formado en una de las escuelas de futbol abiertas en las favelas de Río de Janeiro que antes eran dominadas por narcotraficantes y que fueron 'pacificadas' por la policía.
 El Barcelona español contrató a un jugador brasileño de 14 años que fue formado en una de las escuelas de futbol abiertas en las favelas de Río de Janeiro que antes eran dominadas por narcotraficantes y que fueron 'pacificadas' por la policía.
Río de Janeiro, Brasil (Reuters) -
  • Paulo Henrique Pereira Sena, de 14 años, jugaba en una zona muy pobre dominada por el narco

El Barcelona español contrató a un jugador brasileño de 14 años que fue formado en una de las escuelas de futbol abiertas en las favelas de Río de Janeiro que antes eran dominadas por narcotraficantes y que fueron "pacificadas" por la policía. Paulo Henrique Pereira Sena, que desde 2009 se entrena en la escuela de futbol "Zico 10" de la favela Cidade de Deus, firmó un contrato que lo compromete con el club español, informó hoy la gobernación de Río de Janeiro, que financia los proyectos deportivos en las barriadas pobres pacificadas. El juvenil inicialmente se juntará durante unos seis meses a otras promesas de clubes profesionales que son formados en una escuela en Xerem, en las afueras de Río de Janeiro, bajo la orientación de varios psicólogos y entrenadores. Después viajará a Barcelona para sumarse a las divisiones juveniles del club español. El jugador, beneficiado por un proyecto que se propone formar atletas para los Juegos Olímpicos que Río de Janeiro organizará en 2016, llamó la atención de un observador del club catalán cuando disputaba un torneo amistoso. Pereira Sena, que es alumno de un sargento de policía en la escuela de futbol de Cidade de Deus, integró un equipo de jugadores procedentes de comunidades pobres de Río de Janeiro que disputó en China el año pasado la Copa de la Gran Muralla. Cidade de Deus, una enorme barriada popular en la zona oeste de Río de Janeiro, se hizo famosa por la película del mismo nombre que relata la historia de las bandas de narcotraficantes que dominaban la favela e imponían su ley a la fuerza. La barriada fue ocupada hace un par de años por las autoridades y beneficiada con la instalación de una Unidad de Policía Pacificadora (UPP), como son conocidos los cuarteles policiales permanentes que la gobernación de Río de Janeiro vienen montando en favelas de las que ha expulsado a las bandas de criminales. La política de "pacificación" ha logrado reducir significativamente la violencia en numerosas barriadas pobres que eran fortines del crimen y se propone extender estos cuarteles a todas las favelas de la ciudad antes de los Olímpicos de 2016. La política igualmente incluye varios proyectos sociales, entre los cuales escuelas deportivas, como la "Zico 10", que atiende a 3 mil 500 menores de entre 7 y 17 años en 12 favelas pacificadas. Según la gobernación, otra destacada cría de la escuela de futbol de Cidade de Desus es Fabricio Gomes, de 15 años y que actualmente realiza pruebas para ingresar al club portugués Porto.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×