Obi Mikel fue sancionado tres partidos por amenazar al árbitro

El centrocampista nigeriano del Chelsea, John Obi Mikel, fue sancionado este jueves con tres partidos y 60.000 libras de multa (72.285 euros) por amenazar al árbitro Mark Clattenburg durante un...
El centrocampista nigeriano del Chelsea, John Obi Mikel, fue sancionado este jueves con tres partidos y 60.000 libras de multa (72.285 euros) por amenazar al árbitro Mark Clattenburg durante un encuentro ante el Manchester United el 28 de octubre.
 El centrocampista nigeriano del Chelsea, John Obi Mikel, fue sancionado este jueves con tres partidos y 60.000 libras de multa (72.285 euros) por amenazar al árbitro Mark Clattenburg durante un encuentro ante el Manchester United el 28 de octubre.
Londres, Inglaterra (Reuters) -
  • Las amenazas se dieron por supuestos insultos racistas

El centrocampista nigeriano del Chelsea, John Obi Mikel, fue sancionado este jueves con tres partidos y 60.000 libras de multa (72.285 euros) por amenazar al árbitro Mark Clattenburg durante un encuentro ante el Manchester United el 28 de octubre. Así lo informó en un comunicado la Federación Inglesa de fútbol (FA), que hace dos semanas había absuelto a Clattenburg de las acusaciones de racismo formuladas precisamente por Mikel. "El futbolista del Chelsea John Obi Mikel recibió una suspensión de tres partidos y una multa de 60.000 libras por haber insultado y amenazado al árbitro en los vestuarios al terminar el partido ante el Manchester United", dijo la FA después de que Mikel declarara ante una comisión independiente y admitiera los cargos. Cuando se produjo este incidente, el futbolista "blue" creía que Clattenburg le había dirigido insultos racistas, lo que supuso un atenuante al tomar la decisión. "Obi Mikel recibió una suspensión de tres partidos y una multa de 60.000 libras por insultar y amenazar al árbitro en los vestuarios" A causa de esta sanción, el técnico español del Chelsea, Rafa Benítez, no podrá contar con el centrocampista en los encuentros ante el Sunderland, el Norwich y el Aston Villa, lo que probablemente dará más minutos al catalán Oriol Romeu. El suceso se produjo el pasado 28 de octubre en un polémico partido entre el Chelsea y el United en el que el árbitro dejó a los "blues" con nueve jugadores tras expulsar al ruso Branislav Ivanovic con roja directa y al español Fernando Torres por doble amarilla. Con inferioridad numérica, el equipo londinense, que había igualado un 0-2 inicial, acabó sucumbiendo ante los ataques del United que marcó el 2-3 definitivo con un gol de Javier "Chicharito" Hernández en posible fuera de juego. Al terminar el encuentro, Mikel, que creía que el árbitro se había dirigido hacia él en términos racistas, entró en el vestuario de los colegiados y amenazó e insultó a Clattenburg. La Federación, a petición del Chelsea, y la policía británica iniciaron sendas investigaciones para determinar si el árbitro había insultado al nigeriano, aunque ambas lo absolvieron.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×