Recibe nuestro newsletter
 

Despiden al DT del Iquique tras amenazas de muerte

Cristian Díaz se quedó sin trabajo tras las demandas de la afición. (Foto: AP )
Cristian Díaz se quedó sin trabajo tras las demandas de la afición. (Foto: AP )

MEDIOTIEMPO | Agencias
Santiago de Chile, Chile, miércoles 13 de Marzo del 2013

  • Cristian Díaz había golpeado a un aficionado luego de que éste pidiera su renuncia
  • Los “Dragones Celestes” marchan últimos en Libertadores y penúltimos en Liga

El entrenador argentino Cristian Díaz fue despedido del Deportes Iquique chileno, club que dejó fuera al León en el repechaje de la Libertadores, tras ser amenazado por los aficionados del equipo, según admitió hoy Césare Rossi, el Presidente del club.

"Preferí sacar a Cristian o lo iban a matar. Lo habían anunciado en las redes sociales y lo más sano fue que se alejara. Llegamos a un acuerdo", aseguró Rossi a la prensa local.

Los fanáticos del club se enemistaron con Díaz después que el pasado fin de semana en Santiago, tras la derrota de los “Dragones Celestes” ante la Universidad de Chile, en el torneo local por 2-0, el técnico golpeó a un aficionado que le exigía la renuncia.

La campaña del equipo va en caída libre, tanto en la Copa Libertadores, donde es el colista del Grupo 4, con apenas tres puntos en cuatro partidos, como en el torneo local, donde está penúltimo, con cuatro puntos en siete partidos.

"Es increíble que una clasificación a la Copa Libertadores nos trajera tantos problemas", se lamentó el dirigente, aunque omitió decir que el equipo cumplió en 2012 una buena campaña con el técnico Fernando Vergara que, inexplicablemente, fue despedido a finales del año pasado.

Rossi admitió la gran diferencia entre aquella campaña y la actual, pero sostuvo que "los que saben de futbol entienden que los procesos pasan por ciclos. La gente es muy exigente y no vive la realidad", sostuvo.

Mientras en su página oficial el club publicó que "el directorio del Club Deportes Iquique, junto al Cuerpo Técnico, tomó la decisión de dar término a la relación laboral por común acuerdo", el técnico de la cantera, Diego Musiano, se hizo cargo provisionalmente del primer equipo, pero sin encontrar la paz.

En la tarde del martes, un grupo aproximado de medio centenar de miembros de la barra invadieron el campo y encararon a los jugadores, reprochándoles la mala campaña y su bajo rendimiento, mientras lanzaban petardos.

El juvenil Jorge Moraga, único que trató de frenar a los enardecidos aficionados, recibió a cambio varios puñetazos, manteniéndose la tensión hasta que llegó la policía, aunque los hinchas se desplazaron a las gradas del estadio "Tierra de Campeones", donde prosiguieron con los insultos y los petardos hasta el término del entrenamiento.

[EFE]

Comentarios