El Barça tuvo dudas y miedos que no tenía: Mourinho

El entrenador del Real Madrid, el portugués José Mourinho, afirmó que el Barcelona tuvo "miedos y dudas" en los últimos duelos contra su equipo que hace dos años no tenía y aseguró que no tiene...
El entrenador del Real Madrid, el portugués José Mourinho, afirmó que el Barcelona tuvo "miedos y dudas" en los últimos duelos contra su equipo que hace dos años no tenía y aseguró que no tiene nada firmado para salir del Madrid.
 El entrenador del Real Madrid, el portugués José Mourinho, afirmó que el Barcelona tuvo "miedos y dudas" en los últimos duelos contra su equipo que hace dos años no tenía y aseguró que no tiene nada firmado para salir del Madrid.
Lisboa, Portugal (Reuters) -
  • El entrenador luso destacó que para ganar es fundamental estudiar al rival
  • Señalo que llegó al Madrid en el momento exacto
  • Destacó que por el momento no tiene firmado para alargar su contrato

El entrenador del Real Madrid, el portugués José Mourinho, afirmó que el Barcelona tuvo "miedos y dudas" en los últimos duelos contra su equipo (Real Madrid) que hace dos años no tenía y aseguró que no tiene nada firmado ni pactado para su salida del club blanco el próximo junio.

En entrevista con el canal público luso RTP, misma donde el estratega acusó a la FIFA de desvío de votos en la elección del mejor entrenador del mundo, Mourinho enfatizó la situación deportiva y personal que vive en el Real Madrid al rememorar algunos episodios de su carrera e incluso habló sobre Pep Guardiola.

"Lo fundamental es estudiar bien los equipos contra los que jugamos, sean ellos los mejores, el Barça, o los peores, como los últimos clasificados", señaló luego de explicar el secreto para derrotar al Barça recientemente.

Los "elevados" niveles de confianza y la tranquilidad transmitida por su experiencia fueros otros dos motivos que, según Mourinho, llevaron al Real Madrid al éxito tanto ante el equipo catalán como contra el Manchester United en la Champions League.

"El Barca tuvo dudas y miedos en relación a nosotros que hace dos años no tenía", aseveró el entrenador nacido en Setúbal hace 50 años, y añadió que los "antídotos" contra un determinado rival se logran en función del equipo del que se dispone.

No obstante, el entrenador luso recordó que el periodo anterior a las eliminatorias contra el Barcelona y United no fue fácil para su equipo por lo que rodea al Real Madrid: "Es un club especial, sobredimensionado en lo bueno y en lo malo", aseguró.

Asimismo, insistió en que el hecho de ser portugués en España no le ha ayudado, en oposición a la experiencia que vivió en Inglaterra o Italia, donde no contribuyó ni positiva ni negativamente. Sin embargo, no se arrepiente de su decisión y certificó que su vivencia en Madrid le llegó en el "mejor momento" de su carrera.

"Llegué (al Real Madrid) en el momento exacto.

"Es un club especial (Real Madrid), sobredimensionado en lo bueno y en lo malo"

Ya me habían intentado fichar un par de veces y no había aceptado por motivos profesionales. Fue en el momento ideal de mi carrera, un momento de gran estabilidad emocional. Ganar no me da beneficio, perder no te deja temblando. Nada me afecta, nada me perturba y nada me motiva más que mi propia motivación", subrayó.

A pesar de los rumores que le sitúan fuera del Real Madrid a partir de junio, Mourinho fue tajante: "No tengo nada ni acordado ni firmado".

Para el entrenador portugués, el Real Madrid tiene dos objetivos importantes por los que luchar esta temporada (Copa y Champions League) y señaló que para este último hay cuatro candidatos de primer nivel: Real Madrid, Barcelona, Bayern Múnich y Juventus de Turín.

"Puedo ganar o puedo perder. Está un grupo de equipos que no me acuerdo de que hayan coincidido (otras ediciones). Menos el United, están todos (los fuertes)", subrayó, al tiempo que comentó que si su equipo tiene suerte con las lesiones o las sanciones puede levantar el trofeo.

A ‘MOU’ LE CAUSÓ SORPRESA EL AÑO SABÁTICO DE GUARDIOLA

Mourinho habló también de Pep Guardiola, que decidió tomarse un año sabático y abandonar el Barcelona, y recordó antiguos enfrentamientos con el equipo azulgrana, en los que, a su juicio, hubo polémicas actuaciones arbitrales.

"Para mí sería impensable un año sabático, solo si no tuviese club durante aquel año", dijo el técnico luso, quien asumió haberse sentido "sorprendido" por la decisión de Guardiola, aunque aclaró que "hay que respetar" el camino de cada persona.

De sus partidos contra el Barcelona como entrenador del Chelsea, del Inter y del Real Madrid, lamentó la acumulación de experiencias "negativas" y rememoró que varias veces sus equipos jugaron con un futbolista menos. No obstante, resaltó que esas experiencias fueron "compensadas" por buenos momentos materializados en títulos.

FIFA Y LA CRÍSIS ECONÓMICA EN PORTUGAL

Mourinho explicó, además, que no se arrepiente de no haber acudido a la gala de la FIFA en enero pasado porque hubo un desvío de votos que le perjudicó en la elección del mejor entrenador del mundo.

"Claro que fue la decisión correcta. Cuando me llamaron más que una, dos o tres personas para decirme: 'yo voté por ti y el voto apareció en otro'; yo decidí no ir", manifestó.

Para el técnico portugués, "ser el mejor del mundo es relativo" porque puedes serlo en un momento concreto, y señaló que lo que cuenta son las experiencias acumuladas. "Hay que construir una carrera en la que se pueda decir a final: Fue una carrera de éxito", resaltó.

Sobre cuestiones más personales, Mourinho, que reconoció que es de ideología conservadora, lamentó la dura crisis que atraviesa su país y recordó que muchos de los que la causaron están viviendo "muy bien" y "escondidos".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×