Brasil aprovechará el Mundial de 2014 para promover sus 'fiestas juninas'

Brasil aprovechará el Mundial de 2014, en el que espera miles de visitantes extranjeros, para promover sus 'fiestas juninas', que compiten en popularidad con el famoso carnaval pero son...
Brasil aprovechará el Mundial de 2014, en el que espera miles de visitantes extranjeros, para promover sus 'fiestas juninas', que compiten en popularidad con el famoso carnaval pero son prácticamente desconocidas en el exterior.
 Brasil aprovechará el Mundial de 2014, en el que espera miles de visitantes extranjeros, para promover sus 'fiestas juninas', que compiten en popularidad con el famoso carnaval pero son prácticamente desconocidas en el exterior.
Rio de Janeiro, Brasil (Reuters) -
  • Las fiestas comienzan el 7 de junio y se extienden hasta el 7 de julio 

Brasil aprovechará el Mundial de 2014, en el que espera miles de visitantes extranjeros, para promover sus "fiestas juninas", que compiten en popularidad con el famoso carnaval pero son prácticamente desconocidas en el exterior. La idea es que la coincidencia de fechas del Mundial, que se disputará del 12 de junio al 13 de julio, y de las principales fiestas juninas, que comienzan el 7 de junio y se extienden hasta el 7 de julio, sirva para que los extranjeros que vengan a ver futbol puedan conocer también esa tradición folclórica. Las fiestas juninas, que reviven en junio y julio las costumbres campesinas del Brasil profundo, se celebran a lo largo y ancho del país, tanto en grandes ciudades como en pequeños pueblos del interior, con música popular, abundancia de comida y bebida, disfraces y todo lo que recuerda las tradiciones del campo. "Queremos que Brasil también sea conocido como el país del 'arraial' (fiesta campestre)", asegura el presidente de la empresa brasileña de turismo Embratur, Flavio Dino, al referirse a estas fiestas campesinas. La Embratur hará una campaña promocional para que los turistas lleguen a Brasil con paquetes que incluyan, entre un partido y otro del Mundial, la ida a una de las ciudades que organizan las fiestas juninas más populares del país. "Tenemos un evento que dura treinta días y que ofrece, a cualquier hora, actividades como teatro, bailes, conciertos, espectáculos artísticos y hasta talleres para que los turistas aprendan a cocinar nuestros platos", dijo a la Secretaria de Cultura de la ciudad de Campina Grande, Marlene Alves. Campina Grande en el estado de Paraíba, disputa con Caruarú (Pernambuco) el título de organizador de la mayor fiesta junina de Brasil. La fiesta en Campina Grande es organizada en un inmenso parque temático construido especialmente para el evento y atrae a más de un millón de personas en treinta días de atracciones, incluyendo cantantes populares y grupos musicales. "Tenemos una ubicación estratégica: a sólo dos horas por carretera de Recife y tres de Natal. Cualquier turista puede aprovechar un día libre para disfrutar de nuestra fiesta", dice Alves al referirse a la proximidad de Campina Grande a dos de las ciudades que serán sedes del Mundial de 2014. Pese a que algunas ciudades las han convertido en verdaderas industrias culturales y turísticas para un público multitudinario, estas fiestas pueden ser disfrutadas en cualquier población brasileña, ya que son simples manifestaciones populares organizadas por grupos de vecinos, escuelas, clubes, gremios o hasta iglesias. La celebración se hace alrededor de barracas que ofrecen comidas típicas y diversiones, y atrae a gente de todas las edades que suelen acudir vestidos de campesinos, con el inseparable sombrero de paja. Estas características permiten que las juninas disputen en popularidad con el carnaval y que en algunas regiones lo superen. Las fiestas de Caruarú, por ejemplo, reúnen cada año a cerca de 1,5 millones de personas. Embratur pretende reunir este mes a las autoridades de las ciudades que organizan las mayores fiestas juninas para preparar el material de las campañas promocionales que se harán en el exterior. A la cita fueron invitados representantes de los nueve estados del nordeste de Brasil, así como de los amazónicos de Tocantins, Roraima y Amazonas que tienen fiesta juninas "fuertemente arraigadas en la cultura popular". "Es una oportunidad única que esas ciudades tendrán para promover internacionalmente sus fiestas, ya que coincidirán con el evento que más atrae la atención de los medios de comunicación en el mundo. Nuestra meta es convertir las juninas en otra marca del país en el exterior", según el presidente de Embratur.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×