Narcotráfico contribuyó a que el futbol colombiano se potenciara:...

El futbol pegó un salto adelante y se desarrolló en Colombia gracias al impulso que recibió del narcotráfico en tiempos del difunto capo Pablo Escobar, aseguró "Peinadito" Ospina.
 El futbol pegó un salto adelante y se desarrolló en Colombia gracias al impulso que recibió del narcotráfico en tiempos del difunto capo Pablo Escobar, aseguró "Peinadito" Ospina.
Lima, Perú (Reuters) -
  • Destacó que la relación con el narco cambio la motivación de muchos jugadores
  • Enfatizó que Pablo Escobar hizo buenas cosas, pero que vivió con miedo en esa época

El futbol pegó un salto adelante y se desarrolló en Colombia gracias al impulso que recibió del narcotráfico en tiempos del difunto capo Pablo Escobar, aseguró este martes el entrenador colombiano, radicado en Perú, Edgar "Peinadito" Ospina.

"El narcotráfico contribuyó a que el futbol colombiano se potenciara, que los salarios se mejoren, que se construyan buenos estadios y que los clubes tengan una base estructural importante", dijo Ospina citado por la edición electrónica del diario Perú 21.

Ospina, reciente Técnico del club León de Huánuco, de la Primera División, recordó que Escobar estuvo ligado al futbol y eso favoreció el desarrollo de este deporte durante el auge del capo del cártel de Medellín.

"El narcotráfico contribuyó a que el futbol colombiano se potenciara, que los salarios se mejoren, que se construyan buenos estadios y que los clubes tengan una base estructural importante."

"Los jugadores empezaron a mirar desde ese momento al futbol como una profesión que le podía dar buenos réditos económicos para un mejor futuro y ayudar a su familia", agregó Ospina, que ha dirigido equipos en Perú desde hace más de una década.

"Ese señor (Pablo Escobar) hizo cosas buenas, construyó barrios en Medellín, dándole la posibilidad a que mucha gente pobre tenga su casa", abundó Ospina tras ser consultado sobre la serie televisiva “Pablo Escobar, el patrón del mal” que se difundió con gran éxito de sintonía en Perú.

Ospina aclaró que no conoció a Escobar, y que vivió con temor los años en que reinó la violencia del narcotráfico.

El capo del narcotráfico colombiano murió baleado en Medellín por la policía, a los 44 años, en diciembre de 1993.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×