Reciben niños 'probadita' como estrellas del futbol inglés

El día tres en Londres dentro del programa "Dream the Blues" dio a los niños mexicanos y de otros países, una probadita de lo que es ser una estrella del futbol inglés.
Londres, Inglaterra -
  • Durante la mañana realizaron entrenamiento ya en forma
  • Por la tarde acudieron a un recorrido al estadio del Chelsea

El día tres en Londres dentro del programa “Dream the Blues” dio a los niños mexicanos y de otros países, una probadita de lo que es ser una estrella del futbol inglés.

Y es que tras entrenar por la mañana en los campamentos del Chelsea FC, visitaron por la tarde el estadio Stamford Bridge, el octavo  con mayor capacidad en la Premier League, con un cupo de 42 mil espectadores.

El recorrido fue muy grato para los ganadores de la promoción de Samsung, anduvieron por los pasillos y pronto subieron unas escaleras que los trasladaron al interior del recinto, exactamente al nivel de cancha donde juegan sus ídolos.

Primero, gozaron de la casa de los azules como sólo aficionados, al estar sentados en las tribunas, pero apenas era el inicio, ya que este día los niños tomarían el lugar de los jugadores profesionales.

Estos pequeños de 9 a 13 años de edad, de los países de México, Nigeria, Ghana, China, Tailandia, Sudáfrica y Brasil, acudieron a un austero vestidor del visitante, donde según trabajadores del estadio, cuando acude el Real Madrid a enfrentarse al Chelsea, el delantero Cristiano Ronaldo no deja de verse al espejo.

Algo muy diferente es el vestidor del Chelsea, teniendo todas las comodidades que cualquiera quisiera tener: lockers con su uniforme listo, cocina, jacuzzi, sala de masajes, sala de video, entre otras cosas.

Los niños pudieron acostarse en la sala de masajes, tomarse todas las fotografías que quisieron en el vestidor del conjunto azul, hasta que llegó el turno de salir de los vestidores hacia la cancha, tal como lo hacen los jugadores durante un partido oficial.

Esto no quedó ahí, los pequeños futbolistas del futuro tomaron el lugar de los grandes, ocuparon los asientos de la banca del Chelsea, soñando que algún día podrán estar ahí dentro de un encuentro profesional.

Para terminar el recorrido por el Stamford Bridge, los niños se divirtieron a lo grande en el Museo Oficial del Chelsea, para luego acudir a una cena grupal en Piccadilly Circus y terminar exhaustos a su llegada al hotel de concentración ya entrada la noche en Inglaterra.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×