Recibe nuestro newsletter
 

Brasil-Francia, el partido entre selecciones mejor pagado

El estadio del Gremio lució pletórico. (Foto: MEDIOTIEMPO)
El estadio del Gremio lució pletórico. (Foto: MEDIOTIEMPO)

Juan Manuel Terán | MEDIOTIEMPO (Enviado)
Porto Alegre, Brasil, domingo 9 de Junio del 2013

  • Casi 52 mil personas coparon el estadio con capacidad para 60 mil
  • Recaudo casi 3.5 millones de dólares en venta de boletos
Una auténtica mina de oro resultó el partido amistoso que Brasil y Francia disputaron en la Arena do Gremio este domingo previo a la Copa Confederaciones 2013 que se celebrara en tierras sudamericanas.

El partido despertó gran interés entre los aficionados locales, pues los antecedentes históricos favorecían de gran forma al equipo de Luiz Felipe Scolari, ya que de 13 partidos que había disputado la Selección brasileña en el el estado Río Grande do Sul, sólo en uno perdió, mientras que en 11 encuentros se alzó con el triunfo.

De ahí que desde hace algunos días los boletos para el duelo entre galos y la Verdeamarela se agotaron pese a que el costo fue el más elevado respecto a otras ocasiones que el combinado nacional disputó un juego en el sur de su país. El boleto más barato rondó los 60 reales, es decir, unos 400 pesos; mientras que el más caro estuvo en 120 reales casi 800 pesos.

Además hubo quienes llegaron a pagar más de 300 reales, casi 2 mil pesos por ocupar un lugar en los palcos, aunque fue la zona del estadio que impidió el lleno para el duelo amistoso.

En consecuencia, el duelo arrojó una ganancia de 3 millones 416 mil dólares aproximadamente, algo que se traduce en unos 44 millones 417 mil pesos sólo por concepto de taquilla y gracias a los casi 52 mil aficionados que pagaron un boleto para estar presentes en el duelo.

Dichas cifras colocaron a este partido como el más rentable que se haya disputado entre selecciones en territorio brasileño, pues en total ocupa el segundo puesto, sólo por detrás del cotejo que Flamengo y Santos disputaron el pasado 25 de mayo en el estadio Nacional de Brasilia que sirvió para inaugurar el inmueble y que representó el último juego de Neymar con el Santos.

Aquella ocasión se recaudó poco más de 3 millones 450 mil dólares que se traducen en 44 millones 850 mil pesos aproximadamente para ver la despedida de Neymar antes de partir al Barcelona.

[MEDIOTIEMPO]

Comentarios