Estamos realizando ajustes en nuestros servidores para ofrecerte una mejor experiencia.
 

Recibe nuestro newsletter
 

Brasil, tres veces más caro que México

Brasil ha tenido un crecimiento en su economía. (Foto: Getty Images)
Brasil ha tenido un crecimiento en su economía. (Foto: Getty Images)

Juan Manuel Terán | MEDIOTIEMPO
Río de Janeiro, Brasil, miércoles 12 de Junio del 2013

  • El precio de la gasolina es de superior a los 18 pesos por litro
  • En alimentos la diferencia no es tan marcada como en servicios
Los aficionados mexicanos que a un año del Mundial tengan contemplado viajar a Brasil para estar presentes en la fiesta más grande del futbol, deberán tener un buen ahorro o un plan de gastos bien detallado para su visita a Sudamérica.

El potencial crecimiento de la economía brasileña en los últimos años ha provocado que el tipo de cambio sea de 6.5 pesos por cada Real (moneda brasileña) por lo que de entrada la conversión ya representa un primer golpe a la economía personal de los seguidores.

Además en lo que se refiere a productos básicos como la gasolina, el transporte público y algunos servicios adicionales, el costo prácticamente se triplica en relación a su valor monetario en México.

Basta con mirar el precio del Metro y de los autobuses que asciende a 3.20 reales, es decir, poco menos de 21 pesos por cada viaje que se realiza sin importar la distancia que se recorre en cada uno de ellos.

Pese al "elevado" costo de autobuses y Metro, resultan una mejor opción que los automóviles, pues de entrada, el valor de cada litro de gasolina es de 3 reales que se traducen en 19.5 pesos, poco más de 8 pesos aproximadamente que cuesta en México. Los estacionamientos también resultan un lujo pues una hora asciende a 10 reales o 65 pesos y aunque para la segunda hora el costo se reduce a 5 reales por dos horas ya son más de 100 pesos.

Los taxis también resultan prácticamente un lujo pues el famoso "banderazo" en Brasil es de 4.10 reales, es decir, 26 pesos mientras que los taxis en México tienen un costo inicial de 8.74 pesos por lo que la diferencia es de el triple aproximadamente.

En los alimentos la diferencia no es tan marcada por el costo, aunque no todos los restaurantes son accesibles para todos los bolsillos, principalmente en Río de Janeiro donde se puede llegar a comer desde 180 pesos o hasta 500 pesos, dependiendo el lugar y el platillo deseado.

Es así como la diferencia de precios y costos se coloca como una barrera que los aficionados mexicanos que lleguen a tierras mundialistas deberán superar o al menos prepararse para sobrevivir.

[MEDIOTIEMPO]

Comentarios