España 3-0 Noruega... La 'Rojita' se crece y avanza a la Final del Europeo...

Con un gol de "fantasía", de esos que dejan boquiabiertos a propios y extraños, España selló su boleto a la gran Final del Campeonato Europeo Sub-21.
Con un gol de "fantasía", de esos que dejan boquiabiertos a propios y extraños, España selló su boleto a la gran Final del Campeonato Europeo Sub-21.
 Con un gol de "fantasía", de esos que dejan boquiabiertos a propios y extraños, España selló su boleto a la gran Final del Campeonato Europeo Sub-21.  (Foto: Reuters)
Netania, Israel (Reuters) -
  • La ‘Rojita’ ya espera por Italia u Holanda que se disputan este sábado el otro boleto
  • La Final se disputará el próximo martes en el estadio Teddy de Jerusalén.

Con un gol de “fantasía”, de esos que dejan boquiabiertos a propios y extraños, España selló su boleto a la gran Final del Campeonato Europeo Sub-21.

Noruega fue la víctima de una imponente Furia Roja que no hizo más que evidenciar el maravilloso futbol que en España se va cimentando, con el que tiene argumentos de sobra para seguir siendo monarca de Europa y del mundo entero por varios años más. La goleada fue por 3-0 en el Netanya Stadium, en Israel.

El encuentro pudo haber sido sentenciado desde la primera parte y aunque España perdió el dominio del balón en la segunda, logró salir avante y coronar su actuación con una discreta goleada.

Los tantos de Rodrigo, al borde del descanso; Isco, en el minuto 86 tras un precioso quiebro, y Morata, en una elegante rosca ya con el tiempo reglamentario cumplido, metieron a la “Rojita” en la Final, que se disputará el próximo martes en el estadio Teddy de Jerusalén.

Los de Julen Lopetegui impusieron su juego y tuvieron múltiples oportunidades en los primeros 45 minutos, pero salieron más conservadores en la segunda mitad, en la que Noruega dio más sensación de peligro, sobre todo en un disparo a cinco minutos del final, hasta que Isco trajo la tranquilidad con un golazo en un toque de genialidad pero fue Morata quien rebasó los límites del asombro.

Fue en tiempo de compensación, al minuto 93, cuando el jugador del Real Madrid desafió a la soberbia, desafió a la línea de fondo y desafió a la física con una hipérbola inimaginable. Su gran cómplice fue el esférico, que no abandonó la cancha luego de que Orjan Haskjold se opusiera entre él y las redes en un primer disparo de Morata, quien no lo dio por perdido nunca y fue a su encuentro justo en la línea de fondo por izquierda, y fue desde ahí donde disparó al arco, en recompensa a su noble gesto, el esférico le concedió una comba impresionante y se coló a las redes pegado a segundo poste.

Entonces Morata festejó, y festejó también España su pase a la gran Final donde su último rival será Italia u Holanda, que juegan este sábado más tarde la otra Semifinal.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×