Ganar a Brasil en Maracaná, el sueño de Soldado

Roberto Soldado cumplió en el debut en la Copa de las Confederaciones el sueño personal de jugar con España una competición continental y tras ser protagonista del triunfo ante Uruguay, se marca...
 Roberto Soldado cumplió en el debut en la Copa de las Confederaciones el sueño personal de jugar con España una competición continental y tras ser protagonista del triunfo ante Uruguay, se marca un nuevo objetivo: "Ganar a Brasil en Maracaná".  (Foto: Reuters)
Río de Janeiro (Reuters) -
  • El delantero del Valencia toma con calma su protagonismo en el debut de la Furia Roja en Confederaciones
  • No se considera el "nueve ideal" para Del Bosque

Roberto Soldado cumplió en el debut en la Copa de las Confederaciones el sueño personal de jugar con España una competición continental y tras ser protagonista del triunfo con un tanto a Uruguay, se marca un nuevo objetivo: "Ganar a Brasil en Maracaná, la cuna del futbol".

“Si me lo ponen en un papel lo hubiese firmado de cabeza. He empezado con buen pie la Confederaciones, como la Selección, que es lo importante. Hemos dado buena imagen pero no debemos quedarnos aquí, sino seguir mejorando”, apuntó en una entrevista en el hotel de concentración de la Roja en Río de Janeiro.

"El sueño debe terminar levantando esta Copa de las Confederaciones. Sería más especial aún hacerlo ante Brasil en Maracaná, cuna del futbol"

“Fue un partido tan bueno que te diviertes todo el rato. No paras de entrar en contacto con el balón, ves que te entiendes bien con los compañeros. Contento, pero habría sido perfecto si hubiese llegado a dos centros, que no lo hice por muy poco. Eran ocasiones claras de gol. Pero la imagen de la Selección fue muy buena”, añadió.

Soldado nunca se vio en la lista definitiva de Vicente del Bosque para la Confederaciones. Su cabeza aún asimila pasar de verse otra vez descartado, como en la espina que se le clavó el día de su cumpleaños en la víspera de Eurocopa 2012, a ser titular y protagonista ante Uruguay. Dejó un gol especial. Con mirada al cielo en memoria de su abuelo, que se perdió uno de los momentos para enmarcar de su carrera.

“Con tranquilidad. Pasas por momentos de dudas al principio, cuando estás en la lista de 26 pero no sabes si podrás estar en la definitiva. Luego, poco a poco te vas metiendo en el grupo. Vi que tenía posibilidades de entrar en el once ante Uruguay y se me dio esa oportunidad. Fue un cambio muy brusco en dos semanas. Nadie me lo ha regalado. Me lo he ganado y deseo hacerlo lo mejor posible”.

Por otro lado, no se considera el “nueve idóneo” para Del Bosque, ya que confía en el nivel de la Furia Roja y cree que a cualquiera que utilice lo hará bien.

“Busca un delantero completo, es difícil decir quién lo es y quién no. Yo intento leer durante el partido qué puedes aportar. Ante Uruguay fui el elegido pero cualquiera lo habría hecho bien por el nivel del equipo. Lo mejor para un delantero es tener a mucha gente cerca para poder asociarte, te dan salida cuando recibes de espaldas. Ver conduciendo el balón a gente de la calidad que hay en este equipo de cara a tí hay que aprovecharlo y disfrutarlo”.

Al ser cuestionado por el secreto de la Selección española para desplegar un excelso futbol, respondió: “La sintonía, trasladar al campo el ambiente que existe fuera. Es uno de los éxitos. Y la filosofía de tener el balón que tantos éxitos ha dado a la selección”.

Finalmente aseguró que para llegar al objetivo aún falta mucho: “El sueño debe terminar levantando esta Copa de las Confederaciones. Es compartido con todos los jugadores de la selección. Sería más especial aún hacerlo ante Brasil en Maracaná, cuna del futbol, uno de los estadios que siempre nombras desde pequeño cuando quieres jugar fuera de tu país”, sentenció.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×