Jugadores de la Selección colombiana no quieren más violencia

Radamel Falcao, el capitán Mario Alberto Yepes y sus compañeros de la Selección colombiana se unieron el jueves al rechazo contra la violencia en el futbol de su país, enlutado por el asesinato de...
Radamel Falcao, el capitán Mario Alberto Yepes y sus compañeros de la Selección colombiana se unieron el jueves al rechazo contra la violencia en el futbol de su país, enlutado por el asesinato de aficionados por lucir los colores de clubes rivales.
 Radamel Falcao, el capitán Mario Alberto Yepes y sus compañeros de la Selección colombiana se unieron el jueves al rechazo contra la violencia en el futbol de su país, enlutado por el asesinato de aficionados por lucir los colores de clubes rivales.  (Foto: Getty)
Bogotá, Colombia -
  • Los actos violentos llevaron al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, a aplazar el clásico Millonarios-Nacional
  • Varios aficionados han muerto en riñas en los últimos meses

Radamel Falcao, el capitán Mario Alberto Yepes y sus compañeros de la Selección colombiana se unieron el jueves al rechazo contra la violencia en el futbol, enlutado por el asesinato de aficionados por lucir los colores de clubes rivales.

"Es hora de cambiar de actitud y no tomar los colores de las camisetas como uniformes de batalla"

Los jugadores, que tienen a Colombia con un pie en el Mundial de 2014, se pronunciaron a raíz de la muerte violenta en Bogotá de tres personas en distintos incidentes vinculados con barrabravas entre viernes y lunes. "Es hora de cambiar de actitud y no tomar los colores de las camisetas como uniformes de batalla", escribieron los jugadores en una carta que divulgó el jueves la oficina de prensa de la Federación Colombiana de futbol. Los crímenes de dos jóvenes hinchas de Atlético Nacional de Medellín fueron atribuidos por las autoridades  a aficionados extremistas que lucían camisetas azules de Millonarios de Bogotá. Carlos Andrés Medellín, de 19 años, y Carlos Javier Rodríguez, de 21, fueron asesinados en incidentes separados el lunes por la noche. "No queremos más violencia en las calles y menos en el futbol. Vamos a hacer de nuestro deporte una herramienta para la consolidación de la paz y la tolerancia de todos los colombianos", expresaron los miembros del combinado.

"No queremos más violencia. Vamos a hacer de nuestro deporte una herramienta para la consolidación de la paz y de la tolerancia"

Los crímenes de Medellín y Rodríguez se sumaron a la muerte de un sargento retirado del ejército cuando salió en defensa de su hijo que lucía la camiseta roja de Santa Fe el viernes por la noche. Ese caso fue también atribuido por la policía a un grupo de aficionados de Millonarios. Santa Fe y Millonarios son rivales de patio en la capital colombiana, mientras que Millonarios y Atlético Nacional protagonizan la mayor rivalidad del país. Las acciones de los aficionados llevaron al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, a aplazar el clásico Millonarios-Nacional. El duelo estaba previsto para el martes y ahora se realizará el 8 de octubre. Los actos violentos se suman a una larga lista de agresiones e incluso asesinatos entre aficionados que se han registrado en Colombia en las últimas décadas, siendo uno de los eventos más graves el asesinato en 1989  del árbitro Álvaro Ortega en Medellín, que desembocó en la suspensión del Torneo.

No te pierdas