Brasil presiona a FIFA a reducir precios de hospedaje para el Mundial 2014

El Gobierno brasileño presentó un recurso para obligar a la operadora turística de la FIFA a reducir los precios que está cobrando por las habitaciones para el Mundial de 2014, en algunos casos...
El Gobierno brasileño presentó un recurso para obligar a la operadora turística de la FIFA a reducir los precios que está cobrando por las habitaciones para el Mundial de 2014, en algunos casos hasta en un 40 por ciento superiores a los que negoció.
 El Gobierno brasileño presentó un recurso para obligar a la operadora turística de la FIFA a reducir los precios que está cobrando por las habitaciones para el Mundial de 2014, en algunos casos hasta en un 40 por ciento superiores a los que negoció.  (Foto: Getty)
Río de Janeiro (Reuters) -
  • Con el fin de no afectar el turismo en Brasil, piden disminuir las tasas
  • Estudio revela que las tasas de los hoteles para el Mundial 2014 son hasta un 583 por ciento superiores a lo habitual

El Gobierno brasileño presentó un recurso para obligar a la operadora turística de la FIFA a reducir los precios que está cobrando por las habitaciones para el Mundial de 2014, en algunos casos hasta en un 40 por ciento superiores a los que negoció con los hoteles, informaron hoy fuentes oficiales. El recurso fue presentado ante un órgano de defensa del consumidor del Ministerio de Justicia contra la empresa suiza Match, operadora oficial de la FIFA, y contra el propio organismo rector del futbol mundial, dijo en una el presidente de la estatal de fomento al turismo Embratur, Flávio Dino. "Queremos que las tasas sean reducidas o que al menos se le deje claro a los compradores cuál es el margen de ganancia que obtiene la Match con la operación", afirmó el funcionario. "Los precios de los hoteles en Brasil, que ya consideramos altos, quedaron aún más elevados y eso puede espantar a los turistas" El presidente del Instituto Brasileño de Turismo (Embratur) afirmó que ese organismo identificó una diferencia de hasta el 40 por ciento entre el precio negociado directamente con los hoteles y el que la Match pide a los hinchas que compran los paquetes que ofrecen ingresos para los partidos junto con alojamiento. "Consideramos que las tasas de intermediación de la Match son abusivas. Por eso pedimos que se abra una investigación", aseguró. Dino explicó que la Match reservó cerca del 80 por ciento de las habitaciones de los hoteles de cuatro y cinco estrellas en las doce ciudades sedes del Mundial para el periodo de la competición. "Esperamos que revisen las tasas porque los precios de los hoteles en Brasil, que ya consideramos altos, quedaron aún más elevados y eso puede espantar a los turistas", aseguró. "El turista ruso que viene al Mundial, por ejemplo, no sabe de ese sobreprecio. Él sabe que pagó 500 dólares por el alojamiento pero no sabe que el hotel cobró 350 dólares y el intermediario 150 dólares. Queremos que eso quede claro", agregó. Según su presidente, la Embratur espera que la Match explique eso a sus clientes en caso de que no acepte revisar las tasas, ya que el Gobierno no puede prohibir una operación de mercado que se rige por la ley de la oferta y la demanda, y necesitaría comprobar prácticas abusivas o contra la libre competencia para exigir la reducción. "Estamos preocupados con la imagen que quedará: que hacer turismo en Brasil es caro" "Estamos preocupados con la imagen que quedará: que hacer turismo en Brasil es caro. Queremos que el ruso le pueda decir a su vecino y a sus familiares que pagó caro por el intermediario", dijo. El funcionario dijo igualmente que el Gobierno está negociando en otro frente para que los hoteles consideren la tarifa negociada con la FIFA como el techo y no el piso de la que cobrarán sobre los turistas que vengan a Brasil de forma independiente. "Nuestra preocupación es que ante la aproximación del evento y la eventual escasez de acomodaciones, las tarifas negociadas con la Match, que ya son altas, sean vistas como piso en el mercado", dijo. Aseguró que el principal objetivo de la Embratur es combatir los precios abusivos y negociar precios justos debido a que los altos valores terminarán perjudicando el turismo en Brasil a largo plazo. "En el sector, hay gente que no entendió que cobrar precios altos es perjudicial. Sí, los extranjeros están llegando cada vez más, pero en 2017, después del Mundial y de los Juegos Olímpicos de Río en 2016, veremos cuál es la imagen que quedó formada", afirmó. "Por ahora, la evaluación dada por los visitantes es positiva según los datos que recogemos en las encuestas. Pero todos los estudios siempre encienden la luz amarilla y hasta la roja cuando se trata de costos", agregó. Según un estudio hecho por la Embratur, las tasas de los hoteles para el Mundial 2014 son, en algunos casos, hasta un 583 por ciento superiores a las que fueron cobradas en igual periodo de este año. De acuerdo con Embratur, mientras que el promedio de gasto diario en hoteles de cuatro y cinco estrellas en Río para junio de 2014 llega a 461 dólares, en Johannesburgo fue de 300 dólares, en 2010, y en Múnich (Alemania), de 191 dólares en 2006.

No te pierdas