Denunció Blatter presiones políticas por Qatar 2022

El Presidente de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), Joseph Blatter, denunció este viernes que los gobiernos de Francia y Alemania ejercieron presión política sobre...
El Presidente de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), Joseph Blatter, denunció este viernes que los gobiernos de Francia y Alemania ejercieron presión política sobre funcionarios del organismo por las obras de Qatar 2022.
 El Presidente de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), Joseph Blatter, denunció este viernes que los gobiernos de Francia y Alemania ejercieron presión política sobre funcionarios del organismo por las obras de Qatar 2022.  (Foto: EFE)
Roma, Italia (Notimex) -
  • Para él, Alemania y Francia ejercen presión política
  • Culpó a las empresas contratantes, que destacó, también son europeas
  • Reconoció la mala distribución de los boletos al Mundial, defiende que sólo sean 32

El Presidente de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), Joseph Blatter, denunció este viernes que los gobiernos de Francia y Alemania ejercieron presión política sobre funcionarios del organismo para que votasen por Qatar para ser sede del Mundial 2022.

Tras reunirse con el papa Francisco en El Vaticano y durante una rueda de prensa que tuvo momentos de tensión, el Dirigente de la FIFA respondió a los cuestionamientos sobre los derechos de los obreros que construyen los estadios en Qatar.

Esto, luego que el organismo de defensa de los derechos humanos, Amnistía Internacional, publicase esta semana un documento de 169 páginas que denunció los abusos a los cuales serían sometidos los trabajadores, con jornadas de hasta 12 horas, siete días de la semana, inclusive en verano.

Al respecto, el dirigente suizo aseguró que ya entró en contacto con todas las organizaciones posibles, entre ellas Amnistía, con cuyos representantes sostendrá pronto un encuentro en Berlín.

Precisó que ha ido personalmente al país árabe para darse cuenta de la situación y escuchar la otra campana, además de anticipar que dará un monitoreo constante al tema y a inicios de marzo se volverá a analizar.

Visiblemente molesto sostuvo que el Comité Ejecutivo de la FIFA y él mismo deploran lo ocurrido pero recordó que las grandes empresas presentes en Qatar, muchas de ellas europeas, son responsables por sus empleados.

"Los europeos están molestos pero en su momento hubo presión política de los países europeos para que se lo diéramos (el Mundial) a Qatar, porque tienen muchos intereses económicos. Los países que hicieron presión a quienes votaban en la FIFA fueron Francia y Alemania", señaló.

"Ahora los políticos, los gobiernos y el Parlamento Europeo dan ligeramente su opinión sobre esto. Es muy fácil para ellos decir que todo es responsabilidad de la FIFA. No, no, tenemos sólo parte de esta responsabilidad. Vamos a seguir monitoreando la situación pero no voy a volver a hablar sobre el tema de Qatar", agregó.

"Es muy fácil para ellos decir que todo es responsabilidad de la FIFA. Vamos a seguir monitoreando la situación pero no voy a volver a hablar sobre el tema de Qatar."

Por otro lado, reconoció que la distribución geográfica de los equipos participantes en el Mundial es desproporcionada.

"Estoy de acuerdo con que la distribución de los 32 espacios para la Copa del Mundo de 2014 debería ser revisada, esto es correcto porque 23 equipos provienen prácticamente de dos continentes, América y Europa, mientras el resto de los continentes tienen los nueve restantes", estableció.

"Unos 32 equipos es el máximo que podemos aceptar para garantizar la calidad, son 32 equipos que deben jugar en un mes, pero estoy de acuerdo en que debería haber una mejor distribución. Es algo que deberíamos revisar después del Mundial", insistió Blatter.

Asimismo desdramatizó las declaraciones que hizo hace unos días sobre el delantero de Real Madrid, Cristiano Ronaldo, del cual había dicho que "bailaba" y que prefería al argentino Lionel Messi.

De todas maneras subrayó que no se retracta porque en su momento sostuvo que Ronaldo es uno de los mejores jugadores del mundo. Le alabó más, sosteniendo que "es quien comanda en el campo de juego".

"No me retracto de lo que dije sobre Ronaldo, yo dije que es un jugador de futbol excepcional y lo ha demostrado en las últimas semanas. La única cosa que lamento es haber respondido a 650 jóvenes sobre dónde estaba mi corazón (con Messi)", apuntó.