Incomoda a Brasil tragedias y violencia

El Ministro de Deportes de Brasil, Aldo Rebelo, reconoció que tanto la violencia como el reciente accidente en la Arena Corinthians generan incomodidad.
El Ministro de Deportes de Brasil, Aldo Rebelo, reconoció que tanto la violencia como el reciente accidente en la Arena Corinthians generan incomodidad.
 El Ministro de Deportes de Brasil, Aldo Rebelo, reconoció que tanto la violencia como el reciente accidente en la Arena Corinthians generan incomodidad.  (Foto: Getty)
Cosa do Sauípe, Brasil -
  • El gobierno brasileño presume que el Mundial generará 3.6 millones de empleos

Escudado en el hecho de que la violencia no es un mal exclusivamente brasileño, el Ministro de Deportes en este país, Aldo Rebelo, reconoció de cualquier modo que tanto ese fenómeno como el reciente accidente en la Arena Corinthians generan incomodidad. El funcionario aceptó que la Copa Confederaciones dejó imágenes tristes por las manifestaciones populares y los enfrentamientos entre jóvenes y policías, pero consideró que Brasil destacará más por sus cualidades ahora que estará bajo el escrutinio público internacional por el Mundial del 2014 y los Juegos Olímpicos del 2016. "Si acá hay una vulnerabilidad específica en el caso de manifestaciones de violencia, en otros países hay otras cosas que no funcionan" “Si nos sentimos cómodos con las tragedias, grandes y pequeñas, obvio que no, ni con lo que pasó en el Estadio de Sao Paulo ni con la violencia que azota nuestro día a día con los ciudadanos”, aseguró esta mañana durante una conferencia de prensa en la sede donde el próximo viernes se realizará el sorteo para la Copa del Mundo. Consideró que si bien en las calles existe vulnerabilidad, aclaró que en estadios y medios de transporte habrá un nivel de seguridad similar a Europa. “Si acá hay una vulnerabilidad específica en el caso de manifestaciones de violencia, en otros países hay otras cosas que no funcionan”, señaló. “No estamos minimizando el problema, queremos decir que sí, que vivimos en un mundo lleno de problemas y queremos que no se muestren los nuestros pero tenemos la expectativa que el país puede mostrar hacia adentro y afuera cosas buenas e importantes”. Rebelo reiteró que las marchas y protestas que se vieron hace medio año seguramente se repetirán, pero aclaró que las mismas no implican un rechazo hacia el Mundial. “Nuestra población reacciona ante los desequilibrios y las inequidades, con eventos como los que tuvimos durante la Copa Confederaciones, pero la población también muestra su amor por el futbol”, aseguró. En ese sentido, aclaró que entre los beneficios que dejará el Mundial están los más de 3.6 millones de empleos que generará. “Eso no es poco para un mundo que hoy conoce grandes dificultades para crear empleos, y aunque Brasil tenga uno de los índices de desempleo más bajos del mundo con un 5 por ciento, la creación de empleos sigue siendo una preocupación importante”, aseguró. Mencionó que Brasil es la séptima economía mundial, con 200 millones de habitantes y recordó que el Mundial además significará la oportunidad para que Brasil reafirme su lucha contra la desigualdad. “La Copa Mundial constituye una oportunidad de un desarrollo material, económico y social. También es una oportunidad para que el mundo y Brasil puedan reflexionar sobre los conflictos que marcan a las sociedades contemporáneas”, añadió.

No te pierdas