Promete Brasil estadios terminados para enero

A pesar de los atrasos en sedes como Sao Paulo, Curitiba y Cuiabá, el gobierno brasileño garantizó que durante el próximo enero contarán con los 12 estadios terminados de cara a la Copa del Mundo.
A pesar de los atrasos en sedes como Sao Paulo, Curitiba y Cuiabá, el gobierno brasileño garantizó que durante el próximo enero contarán con los 12 estadios terminados de cara a la Copa del Mundo.
 A pesar de los atrasos en sedes como Sao Paulo, Curitiba y Cuiabá, el gobierno brasileño garantizó que durante el próximo enero contarán con los 12 estadios terminados de cara a la Copa del Mundo.  (Foto: Getty)
Costa do Sauípe, Brasil -

A pesar de los atrasos en sedes como Sao Paulo, Curitiba y Cuiabá, el gobierno brasileño garantizó que durante el próximo enero contarán con los 12 estadios terminados de cara a la Copa del Mundo. El ministro de Deportes de este país, Aldo Rebelo, recordó que si bien el límite de entrega por parte de los constructores era diciembre, aclaró que postergaron las fechas por motivos de agenda presidencial. "En Brasil existe una institución muy tradicional y respetada, que es el casamiento. Creo que al 100 por ciento de los casamientos la novia llega tarde, nunca vi una que llegara puntualmente, pero tampoco vi que un casamiento se cancelara por eso", ironizó Rebelo. La Arena Corinthians, el inmueble de Sao Paulo que será sede de la inauguración del Mundial, es la principal preocupación, luego del accidente que provocó la muerte de dos obreros la semana pasada, cuando una grúa destrozó parte de la estructura de una de las tribunas. "Lo más importante es que todos estarán listos y serán entregados según el cronograma de los constructores en enero", afirmó el funcionario. Durante una conferencia de prensa en la sede donde el próximo viernes se realizará el sorteo mundialista, Rebelo explicó que a varios gobernadores les pidió postergar la inauguración de algunos estadios para enero para que la presidenta Dilma Rouseff pueda participar en ellas.         También descartó que la prisa por terminar las obras pudo provocar el accidente en Sao Paulo y recordó que el Ministerio del Trabajo ha vigilado de cerca las condiciones de los obreros en cada uno de los estadios. "En Brasil, Suiza, Alemania, donde sea, los accidentes ocurren y a veces hay otras cosas indeseables que también ocurren", recordó. "Cuando una empresa intenta acelerar una obra no hace que los operarios trabajen más de lo que pueden, sino que añade más personas o más turnos de trabajo". Rebelo explicó que en Curitiba hubo un problema con la entrega de los recursos por parte del gobierno estatal, mientras que en Porto Alegre también se han visto atrasos en la culminación de algunas obras. "Pero no hay nada que ponga en peligro la entrega del estadio en los plazos prefijados", reiteró. Una vez que los constructores entreguen los estadios al gobierno, este deberá hacer pruebas de funcionamiento, accesibilidad, entre otras, para luego ceder el control de los inmuebles a la FIFA.

Newsletter
No te pierdas