Fiscalía investigaría a Rosell por el fichaje de Neymar

El juez Pablo Ruz preguntó a la Fiscalía de la Audiencia Nacional si es competente para investigar la denuncia interpuesta contra el presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, por apropiación...
 El juez Pablo Ruz preguntó a la Fiscalía de la Audiencia Nacional si es competente para investigar la denuncia interpuesta contra el presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, por apropiación indebida del fichaje de Neymar.  (Foto: Getty)
Madrid, España (Reuters) -
  • Jordi Cases acusó a Sandro rosell de una "apropiación indebida" de 40 millones de euros

El juez Pablo Ruz preguntó este martes a la Fiscalía de la Audiencia Nacional si es competente para investigar la denuncia interpuesta contra el presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, por el socio de la entidad Jordi Cases por apropiación indebida en el fichaje del brasileño Neymar. Tras recaer la denuncia por reparto en el Juzgado Central de Instrucción número 5, Ruz se ha dirigido a la Fiscalía de la Audiencia Nacional para que le presente el correspondiente informe sobre competencia y admisión a trámite. El juez reclama también a la Fiscalía que en caso de considerar que la Audiencia Nacional es el tribunal competente para investigar estos hechos, le indique ya en ese informe las diligencias que considera se deben practicar, han informado fuentes jurídicas. Según publicó ayer el diario El Mundo, el denunciante, Jordi Cases, que forma parte del colectivo Consulta Qatar, acusa al presidente azulgrana, Sandro Rosell, de una "apropiación indebida" de 40 millones de euros presuntamente cometida en el traspaso del brasileño Neymar. El Barcelona tildó esa acusación de "infundada y temeraria", puesto que "afecta la imagen y la credibilidad del club". Desde el club catalán se informó de que "toda la información se entregaría ante la autoridad judicial competente" siempre que fuera reclamada. La operación se produjo el verano pasado. El traspaso se cerró en 57,1 millones de euros (Unos 78,6 millones de dólares). 17,1 millones (unos 23,5 millones de dólares) correspondieron a los derechos federativos del futbolista y 40 millones (55 millones dólares) se destinaron a un pago a la sociedad N&N (Neymar y Neymar), propiedad del padre y del jugador, que tenía los derechos de negociación de la operación. Cases, que se planteó llevar a cabo una moción de censura contra Rosell a principios de octubre -cuestión que descartó ante la imposibilidad de reunir los apoyos necesarios-, envió un burofax al club barcelonista en la que solicitaba toda la información sobre la operación. "Creo que en ningún caso se puede ocultar la razón de un pago tan importante como este de 40 millones de euros. Como socio y copropietario de nuestro querido club, tendría que tener derecho a saber por qué concepto han salido del club 40 millones de euros", asegura Cases en la citada comunicación. Además el socio considera que Rosell "no puede ampararse en una confidencialidad pedida por otra parte para no dar una respuesta apropiada y coherente sobre este pago adicional de 40 millones de euros". Al no haber recibido "una explicación concreta", Cases ha decidido emprender acciones legales. El pasado octubre Rosell aseguró que el negocio se cerró en 57,5 millones, sin incluir la compra de derechos preferenciales sobre tres promesas del Santos, valorada en 7,9 millones más (10,8 millones dólares), y la celebración de dos amistosos entre el Barça y el Santos. "Nosotros pagamos 17,5 millones al Santos y el resto (40) van a la sociedad que tiene los derechos de negociación de Neymar", insistió Rosell, quien dejó entrever que la empresa N&N, gestionada por el padre de Neymar, es quien cobró la citada cantidad.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×