Muere obrero al caer del techo de estadio mundialista

Un obrero falleció este sábado al caer al vacío en el estadio Arena Amazonia de Manaos, lo que elevó a cinco las personas que han muerto en accidentes durante las obras en los estadios para el...
Un obrero falleció este sábado al caer al vacío en el estadio Arena Amazonia de Manaos, lo que elevó a cinco las personas que han muerto en accidentes durante las obras en los estadios para el Mundial 2014
 Un obrero falleció este sábado al caer al vacío en el estadio Arena Amazonia de Manaos, lo que elevó a cinco las personas que han muerto en accidentes durante las obras en los estadios para el Mundial 2014  (Foto: )
Manaos, Brasil (EFE) -
  • El obrero de 22 años cayó 35 metros desde el techo del estadio

Un obrero falleció este sábado al caer al vacío en el estadio Arena Amazonia de Manaos, lo que elevó a cinco las personas que han muerto en accidentes durante las obras en los estadios para el Mundial-2014 en Brasil. Marcleudo de Melo Ferreira, de 22 años, cayó 35 metros mientras trabajaba en la madrugada del sábado en el techo del estadio de 200 millones de dólares, que tendrá una capacidad para 42 mil fanáticos. Fue trasladado al hospital, pero murió antes del amanecer. Este suceso se produjo apenas dos semanas después de que dos obreros murieran en un accidente en el estadio "Itaquerao" de Sao Paulo, que acogerá el partido inaugural de la Copa del Mundo entre el país anfitrión, Brasil, y Croacia, el 12 de junio. Las obras en el estadio Arena Amazonia fueron suspendidas hasta el lunes y una investigación de los hechos se iniciará de inmediato, anunció la firma constructora Andrade Gutierrez. Medios locales indicaron que el obrero se precipitó al vacío cuando se rompió un cable, justo cuando se preparaba para finalizar su turno en el estadio, cuyas obras avanzan con retraso. Actualmente se ha completado el 93% de la estructura y unos 1.900 obreros trabajan día y noche para finalizarla a tiempo. Este fue el segundo accidente fatal en el estadio de Manaos, que será escenario de cuatro choques mundialistas, incluido el primer juego del equipo inglés contra Italia el 15 de junio, luego de que un obrero de 49 años muriera en mayo pasado. Ese primer hecho llevó al fiscal del estado a pedir mayores medidas de seguridad en el lugar. Un informe emitido en enero pasado calificó de insatisfactorias las condiciones de seguridad, en medio de denuncias de que los trabajadores carecían de suficiente equipo de seguridad. Este nuevo accidente previsiblemente generará mayor atención alrededor de la seguridad en las obras de los estadios, cuando Brasil realiza una carrera contrarreloj para ponerlos a punto según el cronograma. Manaos es la capital de la región de la Amazonia, al norte de Sao Paulo y Brasilia. Su designación para albergar un nuevo estadio causó polémica, por entre otras cosas no contar con un club de fútbol reconocido que garantice que el recinto vaya a ser utilizado luego del Mundial. De hecho, un funcionario local llegó a sugerir en septiembre que el campo podría ser convertido posteriormente en un centro para procesar a prisioneros. Obras paralizadas en señal de respeto La FIFA, que ha minimizado las preocupaciones en torno al atraso en las obras, lamentó el accidente. "Queremos enviar nuestras más sentidas condolencias a su familia, conocidos, colegas y amigos", indicó en un comunicado. La compañía Andrade Gutierrez indicó por su parte que las obras se paralizaron como señal de respeto por el fallecido. "Lamentamos profundamente el incidente", agregó la empresa en un comunicado, afirmando que la familia de la víctima estaba recibiendo toda la asistencia necesaria. Un portavoz dijo que el obrero pertenecía a una empresa subcontratada para construir la cubierta del estadio. Brasil, que había sido sede de otro Mundial en 1950, actualiza a marcha forzada su infraestructura para el torneo deportivo. El 27 de noviembre una grúa colapsó y destrozó parte del estadio de Sao Paulo, dejando dos obreros muertos. Otra persona murió en el nuevo estadio de Brasilia. El estadio de Sao Paulo no estará listo hasta mediados de abril, apenas dos meses antes del partido inaugural entre Brasil y Croacia. El martes pasado autoridades de Manaos afirmaron que el estadio de la ciudad estaría listo para el 20 de diciembre, antes de ser inaugurado oficialmente el 15 de enero.

No te pierdas