Anelka, castigado con 5 partidos y un curso de reeducación

La Federación de Futbol Inglesa impuso una sanción de cinco partidos y la obligación de asistir a un curso de reeducación a Nicolás Anelka, por haber celebrado un gol con el gesto de la "quenelle".
La Federación de Futbol Inglesa impuso una sanción de cinco partidos y la obligación de asistir a un curso de reeducación a Nicolás Anelka, por haber celebrado un gol con el gesto de la "quenelle".
 La Federación de Futbol Inglesa impuso una sanción de cinco partidos y la obligación de asistir a un curso de reeducación a Nicolás Anelka, por haber celebrado un gol con el gesto de la "quenelle".  (Foto: Getty, )
Londres, Inglaterra (Reuters) -
  • El ex delantero del Real Madrid realizó la "quenelle" en diciembre pasado durante un partido de la Liga Inglesa
  • El jugador tendría que pagar además una multa equivalente a más de un millón 700 mil pesos mexicanos

La Federación de Futbol Inglesa (FA) impuso este jueves una sanción de cinco partidos y la obligación de asistir a un curso de reeducación al delantero francés del West Bromwich Nicolás Anelka, por haber celebrado un gol con el gesto de la "quenelle", considerado antisemita. El pasado 28 de diciembre, tras marcar un tanto frente al West Ham en un duelo de la Liga Inglesa, Anelka, que también afronta el pago de 80 mil  libras (más de un millón 700 mil pesos mexicanos) de multa, reprodujo a modo de celebración el polémico gesto popularizado por el cómico galo Dieudonné M'bala M'bala. El máximo organismo del futbol inglés anunció la sanción este jueves a través de un comunicado tras dos días en los que una comisión independiente de la FA revisó el caso y escuchó los argumentos del jugador, que se declaró inocente y pidió que no se le impusiera castigo alguno. El ex delantero del Real Madrid, de 34 años, sostuvo que la "quenelle" no es un gesto antisemita, sino un signo de "revuelta contra el sistema". La sanción queda en suspenso durante siete días, el tiempo que tiene el jugador para decidir si recurre la decisión de la FA, que considera probado que el francés "hizo un gesto sobre el minuto 40 del partido que puede resultar abusivo, indecente, insultante o bien impropio". Anelka incurrió además en un agravante previsto por la regulación deportiva al haber hecho referencia con su gesto a cuestiones "étnicas, raciales o religiosas". A finales de enero, cuando la Federación inició el proceso contra el jugador, Anelka alegó a través de las redes sociales que no se considera "racista" ni "antisemita". "No sabía que la religión tuviera algo que ver con esta historia", afirmó el jugador, que subrayó sin embargo que asumirá "totalmente" las consecuencias de su gesto. Si la decisión de la FA acaba siendo firme, Anelka deberá pagar asimismo el costo de la audiencia sobre caso, que se celebró desde el martes en el Hotel Grove de Watford, al noroeste de Londres, y en la que participaron, entre otros, dos expertos que explicaron el significado de la "quenelle".

No te pierdas