Benfica ante su 'maldición'; Sevilla, la 'cenicienta'

Benfica y Sevilla tienen una oportunidad inmejorable, aunque para objetivos totalmente distintos. El cuadro portugués busca alejar todos los 'fantasmas' que suponen la famosa 'maldición' que lo ha...
Benfica y Sevilla tienen una oportunidad inmejorable, aunque para objetivos totalmente distintos. El cuadro portugués busca alejar todos los 'fantasmas' que suponen la famosa 'maldición' que lo ha acompañado en lo que se refiere a Copas europeas.
 Benfica y Sevilla tienen una oportunidad inmejorable, aunque para objetivos totalmente distintos. El cuadro portugués busca alejar todos los 'fantasmas' que suponen la famosa 'maldición' que lo ha acompañado en lo que se refiere a Copas europeas.
Ciudad de México -
  • El Benfica de Portugal ha perdido siete Finales de Copas europeas desde 1963
  • Sevilla llegó a la Europa League de rebote y está a punto de levantar el título

Benfica y Sevilla tienen una oportunidad inmejorable, aunque para objetivos totalmente distintos. El cuadro portugués busca alejar todos los "fantasmas" que suponen la famosa "maldición" que lo ha acompañado en lo que se refiere a Copas europeas y el Sevilla intentará convertirse en campeón cuando ni siquiera logró su pase de forma meramente deportiva. Fue en 1962 cuando el Benfica selló lo que hasta el día de hoy no ha podido superar y tantas tristezas le ha generado. En aquel año y después de varias temporadas exitosas, el cuadro lusitano despidió a Bela Guttmann, entrenador húngaro que le dio dos títulos continentales. Guttmann no soportó el hecho de ser despedido y declaró a los pocos días: "el Benfica sin mí nunca ganará una Copa europea", palabras que pasaron de ser afirmación a "maldición". Y es que el Benfica ha perdido siete Finales de títulos continentales desde que el estratega lanzó aquellas palabras, incluso la primera apenas en el año siguiente ante el Milan por la UEFA Champions League, competencia en la que perdió otras cuatro Finales y dos más en la Europa League (antes Copa UEFA) en 1983 y 2013. Este miércoles disputará el octavo partido por un título europeo desde la salida de Guttmann y lo hace en la casa del equipo que eliminó en Semifinales, la Juventus de Turín, aunque ante un equipo que sueña con convertirse en la "cenicienta". SEVILLA, DE NO CLASIFICAR A PELEAR POR EL TÍTULO Terminó en novena posición de la Temporada 2012-13, muy lejos de los puestos europeos y sin trascender en la Copa del Rey que otorga otro boleto a Europa, pero el destino le tenía una sorpresa. El Sevilla se metió a la Europa League gracias a que el Málaga, sexto lugar de la tabla y equipo que debió jugar el torneo, fue sancionado por la UEFA debido a sus deudas económicas, situación que le dejó su lugar al Betis, equipo que ya había ganado su boleto por la Copa del Rey. En consecuencia quedó vacante el lugar del cuadro bético y aunque le correspondía al Rayo Vallecano, este no tenía la licencia UEFA por lo que cayó hasta el noveno lugar, el Sevilla. Los dirigidos por Unai Emery disputarán la Final del segundo torneo de clubes europeo en importancia después de haber comenzado su camino el 19 de julio, seis meses antes que el Benfica que llegó tras ser eliminado de la Champions League. Con 18 partidos a cuestas producto de  dos rondas clasificatorias, una Fase de Grupos, Dieciseisavos, Octavos, Cuartos y Semifinales, el Sevilla intentará convertir su aventura en un "cuento de hadas", más allá de lo que ya representa la forma como eliminó al Valencia con un tanto en el último minuto de las Semifinales.