UEFA castigó al Real Madrid por racismo de sus aficionados

La UEFA anunció este viernes que sancionará al Real Madrid con el cierre parcial de su estadio durante un partido después de que algunos aficionados fueran acusados de comportamientos racistas
La UEFA anunció este viernes que sancionará al Real Madrid con el cierre parcial de su estadio durante un partido después de que algunos aficionados fueran acusados de comportamientos racistas
 La UEFA anunció este viernes que sancionará al Real Madrid con el cierre parcial de su estadio durante un partido después de que algunos aficionados fueran acusados de comportamientos racistas  (Foto: Getty, )
Zurich, Suiza (EFE) -
  • Una bandera con simbología nazi provocó el cierre de algunas tribunas

La UEFA anunció este viernes que sancionará al Real Madrid con el cierre parcial de su estadio durante un partido después de que algunos aficionados fueran acusados de "comportamientos racistas" durante el partido de ida de las semifinales de Liga de Campeones contra el Bayern Munich. Según los medios españoles, esta sanción se debe al despliegue de una bandera con simbología nazi en una de las tribunas del Santiago Bernabéu con motivo del partido de Liga de Campeones del pasado 23 de abril en el que el Real Madrid se impuso por 1-0 al equipo alemán. "Siguiendo las acusaciones de comportamientos racistas por parte de algunos aficionados del Real Madrid durante el partido (...), la Comisión de Control y Disciplina ha ordenado el cierre parcial de un partido del Santiago Bernabéu", reza el comunicado de la UEFA. "Específicamente, los sectores 120 y 122 del estadio permanecerán cerrados el próximo partido que juegue el equipo en casa en una competición de la UEFA. El Real Madrid deberá desplegar en esos sectores una bandera que diga 'No al racismo", añade el texto. Esta temporada, el futbol español ha escenificado varios incidentes considerados de carácter racista, sobre todo, el lanzamiento de un plátano al brasileño del Barcelona Dani Alves a finales de abril. Este gesto provocó una ola de indignación mundial y la reacción en clave de humor del futbolista, que le dio un mordisco a la fruta antes de seguir jugando, dio la vuelta al mundo.

No te pierdas