Murió futbolista en Argelia por proyectil lanzado desde la tribuna

Albert Ebossé, delantero camerunés del JS Kabylie, el club más laureado de Argelia, falleció tras recibir el impacto de un objeto lanzado desde las gradas
Albert Ebossé, delantero camerunés del JS Kabylie, el club más laureado de Argelia, falleció tras recibir el impacto de un objeto lanzado desde las gradas
 Albert Ebossé, delantero camerunés del JS Kabylie, el club más laureado de Argelia, falleció tras recibir el impacto de un objeto lanzado desde las gradas  (Foto: )
Argel, Argelia -
  • El camerunés Albert Ebossé recibió el impacto de un proyectil al final de un partido y esto le causó la muerte

Albert Ebossé, delantero camerunés del JS Kabylie, el club más laureado de Argelia, falleció tras recibir el impacto de un objeto lanzado desde las gradas del Estadio 1 de Noviembre, bautizado así en honor de una fecha histórica de la revolución argelina. El Kabylie perdió en casa 1-2 frente al USM Alger en un partido disputado el sábado dentro de la Primera División argelina, y un grupo de aficionados enfurecidos por el resultado arremetieron contra los futbolistas que se metieron corriendo al túnel que lleva a los vestidores. La mayoría de jugadores del Kabylie esquivaron los proyectiles como palos y piedras que caían desde las tribunas, pero Albert Ebossé fue alcanzado por uno de esos objetos, y que aparentemente se trató de una roca. El atacante camerunés se desplomó sobre el césped tras el impacto sobre su cabeza y de inmediato fue trasladado al hospital universitario de Tizi-Uzu, ubicado en la región de la Gran Cabilia, al norte de Argelia. A pesar de los intentos que hicieron los médicos para reanimarlo, Ebossé falleció como consecuencia del traumatismo craneoencefálico que a su vez le originó una lesión irreversible en el cuello. Tenía 24 años de edad y un porvenir prometedor. Antes de llegar a la Liga de había jugado en tres equipos de Camerún y también una aventura de un año en Malasia. La temporada anterior se proclamó campeón de goleo de la Liga argelina con 17 tantos en 31 partidos, y en la presente campaña registró un gol, y justo lo marcó en este partido que al final representó el último que disputó antes de ser víctima de la ira de un grupo de aficionados del Kabylie.

El Ministerio del Interior y la Administración Local han abierto una investigación con el objetivo de localizar al autor de la agresión, y las autoridades estudian interrumpir la Liga. Además, el recinto del JS Kabylie, con capacidad para 20 mil espectadores, fue clausurado de forma indefinida. 

“Es un desastre para nuestro deporte”, lamentó el Presidente de la Liga, Kerbadj Mahfoud. “El futbol no puede ser el caldo de cultivo para actos violentos. Esperamos sanciones ejemplares contra este grave acto. La violencia no tiene cabida aquí”, agregó Issa Hayatoy, Presidente de la Confederación Africana de Futbol.

No te pierdas