Capiatá sorprendió al Boca en Sudamericana

El paraguayo Deportivo Capiatá sorprendió y consiguió una de las mayores hazañas al vencer a Boca Juniors, en la ida de los Octavos de Final de la Copa Sudamericana.
El paraguayo Deportivo Capiatá sorprendió y consiguió una de las mayores hazañas al vencer a Boca Juniors, en la ida de los Octavos de Final de la Copa Sudamericana.
 El paraguayo Deportivo Capiatá sorprendió y consiguió una de las mayores hazañas al vencer a Boca Juniors, en la ida de los Octavos de Final de la Copa Sudamericana.  (Foto: Reuters)
Buenos Aires, Argentina (EFE) -
  • El conjunto paraguayo consiguió una de las mayores hazañas en su historia

El paraguayo Deportivo Capiatá dio la gran sorpresa y consiguió una de las mayores hazañas de su corta historia al vencer como visitante 1-0 a Boca Juniors, en la ida de los Octavos de Final de la Copa Sudamericana.

El defensor Lisandro Magallán marcó el gol para el histórico triunfo del modesto equipo guaraní, fundado hace apenas seis años, que obtuvo ventaja con miras al segundo duelo, en el que tendrá la ventaja de la localía, y seguirá en carrera incluso con un empate.

El desquite se jugará el 23 de octubre en el estadio Feliciano Cáceres de Luque, y el ganador de esta llave se enfrentará en Cuartos de Final con el vencedor del cruce entre el argentino Lanús y el paraguayo Cerro Porteño, con ventaja parcial de los guaraníes (2-1).

Boca estará obligado a ganar en la revancha, al menos por un gol para forzar un desempate por la vía de penales, por dos goles de distancia o por uno de diferencia si anota dos o más tantos para poder revertir la serie.

En los primeros minutos, el Deportivo Capiatá se plantó con un esquema consistente, con la misión de presionar para no permitirle fluidez a Boca en sus movimientos, y por esa vía incomodó al conjunto local, que sólo pudo generar su primera llegada en un contraataque en el que Chávez adelantó mucho la pelota y Franco salvó al salir con rapidez.

El primer tiempo parecía concluir en cero, pero Capiatá encontró el gol en una acción desafortunada de Magallán, que desvió la pelota y descolocó a Orion tras un cabezazo de Ruiz en un tiro de esquina.

Enseguida, Franco se lució para desviar un violento remate de Castellani, y en el rebote, Aquino cometió un penal por mano que el árbitro Ricci no sancionó.

En la segunda parte, Boca acentuó su dominio, pero también prolongó su carencia de ideas y de inventiva para tratar de encontrar un punto débil en la estructura de Capiatá, que retrocedió en el terreno, pero se las arregló para cortar los circuitos del local, y encontró refugio en la solidez de la defensa.

Con una actuación muy por debajo de lo esperado, Boca deberá recomponerse para tratar de dar vuelta a una llave que, por ahora, tiene como dominador al modesto Capiatá, que en su debut internacional ya dio cuenta del uruguayo Danubio, el venezolano Caracas, y ahora sueña con superar al rival más trascendente en su corta carrera.

No te pierdas