El Chelsea sufrió, ganó y se escapó

El Chelsea sufrió más de lo esperado ante el siempre rocoso Stoke City, pero se impuso por un ajustado 2-1 en Stamford Bridge.
 El Chelsea sufrió más de lo esperado ante el siempre rocoso Stoke City, pero se impuso por un ajustado 2-1 en Stamford Bridge.
Londres, Inglaterra (Reuters) -
  • El cuadro londinense no dejó presionarse por los triunfos de Arsenal y Manchester United

El Chelsea sufrió más de lo esperado ante el siempre rocoso Stoke City, pero se impuso por un ajustado 2-1 en Stamford Bridge, en un encuentro marcado por la recaída del goleador Diego Costa.

El líder de la Premier League, que había visto cómo sus más inmediatos perseguidores, Arsenal y Manchester United, ganaban este sábado sus encuentros, frente a Liverpool (4-1) y Aston Villa (3-1), necesitaba una victoria para mantener la distancia en lo alto de la Tabla.

El entrenador "blue", el portugués Jose Mourinho, alineó su once de gala, con la única excepción del francés Loic Remy, que ocupó el puesto de Diego Costa, todavía sin superar una lesión.

El guardameta de los "potters", el bosnio Asmir Begovic, se erigió como el salvador de los suyos en la primera mitad, evitando cualquier llegada con peligro de los londinenses.

Sin embargo, a los 39 minutos de juego, Philipp Wollscheid llegó tarde a la cobertura y tropezó dentro del área a Cesc Fábregas; el belga Eden Hazard, con mucha tranquilidad, esperó a que Begovic se venciera para enviar el balón al fondo de las mallas y poner el 1-0 en el marcador.

Con el Chelsea celebrando haber roto la férrea defensa de los de Mark Hughes, llegó la sorpresa: en el minuto 44, en una jugada aislada, el escocés Charlie Adam recibió el balón en el centro del campo, levantó la vista, vio adelantado al portero Thibaut Courtois y soltó un zapatazo que sorprendió a todos en Stamford Bridge.

El que seguramente será candidato a uno de los goles de la Temporada en la Premier League dejó helado al Chelsea, que a la vuelta de vestuarios dio entrada a Diego Costa por el brasileño Oscar.

El internacional español, duda hasta última hora por una rotura fibrilar -la misma que le hizo perderse los partidos con España frente a Ucrania y Holanda-, aguantó apenas 11 minutos sobre el terreno de juego, puesto que tuvo que pedir el cambio al resentirse de la lesión.

Al minuto 62 llegó la tranquilidad para los aficionados "blues", al ver cómo Eden Hazard aprovechaba un error en la entrega del balón de Begovic para dejar solo a Remy, que simplemente tuvo que empujar el esférico a la red para subir el 2-1 al marcador.

Pese a los acercamientos de ambos equipos en los minutos finales, el marcador no se movió y el Chelsea respira después de ganar con mucho sufrimiento al Stoke y ampliar así hasta los siete puntos su diferencia en lo más alto de la clasificación.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×