Cedió Grecia ante la presión de UEFA y FIFA

El Gobierno griego terminó por ceder ante la presión impuesta por la Unión Europea de Fútbol (UEFA) y la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), introduciendo modificaciones en su proyecto de...
El Gobierno griego terminó por ceder ante la presión impuesta por la Unión Europea de Fútbol (UEFA) y la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), introduciendo modificaciones en su proyecto de ley destinado a luchar contra la violencia.
 El Gobierno griego terminó por ceder ante la presión impuesta por la Unión Europea de Fútbol (UEFA) y la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), introduciendo modificaciones en su proyecto de ley destinado a luchar contra la violencia.  (Foto: Getty)
Atenas, Grecia (Reuters) -
  • La UEFA y la FIFA habían reprochado al Gobierno griego su injerencia en el fútbol

El Gobierno griego terminó por ceder ante la presión impuesta por la Unión Europea de Fútbol (UEFA) y la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), introduciendo modificaciones en su proyecto de ley destinado a luchar contra la violencia en el deporte, aprobado el jueves por el Parlamento del país heleno.

"Sí, hubo cambios de última hora y el proyecto de ley es una primera etapa para resolver el problema de la violencia en el deporte. Hemos luchado durante tres meses y estamos satisfechos del resultado", declaró el ministro de Deportes, Stavros Kontonis, tras dos días de debate en el Parlamento.

La UEFA y la FIFA habían reprochado al Gobierno griego su injerencia en el fútbol y en las labores de la Federación nacional de ese deporte. Los dos organismos habían amenazado con suspender a Grecia de las competiciones internacionales si el texto era aprobado en su estado inicial.

"Nuestro objetivo no era excluir a nuestros equipos de las competiciones internacionales, sino poner orden en una situación en la que la ley no se respeta", añadió Kontonis.

Según la prensa griega, la UEFA espera ahora una traducción oficial del texto de la ley.

En la nueva legislación se contemplan multas de 10.000 a 25 millones de euros en caso de incidentes violentos, así como el aplazamiento o cancelación de eventos deportivos.

El texto también aborda la utilización de cámaras de videovigilancia y de un sistema electrónico de entradas. Los medios que inciten a la violencia también pueden ser multados y los árbitros deberán hacer una declaración de su situación financiera.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×