Blatter, el sorteador de vaivenes

En un organismo que se jacta de tener más agremiados que la ONU, Joseph Blatter fue el dirigente que con casi 17 años en el poder su periodo se asemejó al de un líder alejado de la democracia.
Blatter, el sorteador de vaivenes
Ciudad de México -
  • Entre él y su antecesor, Joao Havelane, dirigieron FIFA por 40 años

En un organismo que se jacta de tener más agremiados que la ONU, Joseph Blatter fue el dirigente que con casi 17 años en el poder su periodo se asemejó al de un líder alejado de la democracia.

Siempre ganó por elección mayoritaria pero cada vez más, en los últimos años, apoyado por los países económicamente más débiles y con detractores que lo señalaron al menos por malos manejos.

El suizo tenía tiempo en FIFA desde antes de llegar a la Presidencia, pues fue Secretario General de 1981 a 1998 como mano derecha del brasileño Joao Havelange, quien llevaba 23 años en el puesto. Es decir, entre ambos dirigieron a la FIFA por 40 años.

El sudamericano, también acusado por recibir sobornos a cambio de contratos televisivos y comerciales, dejó el cargo aquel 1998 para que Blatter lo tomara un 8 de junio.

Licenciado en Administración de Empresas por la Universidad de Lausana, Blatter ostenta el cargo de Coronel del Ejercito Suizo, además de que es miembro del Comité Olímpico Internacional desde 1999.

La elección que ganó el viernes pasado le permitía un quinto mandato que le auguraban al menos 20 años en el poder.

Como buen dirigente líder de una organización con 209 países agremiados, Blatter domina cinco idiomas e inició su carrera como diplomático en la Oficina de Turismo de Valais, su tierra natal, además de que fue directivo de la Federación Suiza de Hockey.

En México también hizo gala de su capacidad para sortear vaivenes como lo pretendía estos días a raíz de la investigación del Departamento de Justicia de Estados Unidos que hasta ahora derivó en 14 acusados.

Durante una visita en 2009 fue cuestionado sobre la multipropiedad de clubes en la Liga azteca, situación prohibida por la FIFA, a lo que simplemente respondió que él no era Policía del fútbol y que sin inconformes sobre el caso no había algo que perseguir.

Poco a poco sus últimos años fueron siendo motivo de cuestionamientos, sobre todo por la manera de adjudicar los Mundiales de 2018 y 2022. Por ello se vio obligado a fortalecer un Comité de Ética, si bien un informe derivado del mismo fue resguardado en el cajón para que hasta el momento no se conozca públicamente: el Informe García.

El día del Congreso General el viernes pasado habló de la FIFA como el organismo víctima de la corrupción de unos cuantos. Aclaró que los siguientes meses serían difíciles porque se esperaban más noticias consecuencia de la investigación estadounidense.

Difícil imaginar si entre esas noticias contemplaba la suya, la de su dimisión anunciada esta mañana.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×