Mexicanos dejaron todo por ir a Andorra

Dejaron estudios, familia y hasta la Tercera División profesional. Llegar a Europa, incluso a un fútbol como el de la Liga de Andorra, implica grandes sacrificios.
Dejaron estudios, familia y hasta la Tercera División profesional. Llegar a Europa, incluso a un fútbol como el de la Liga de Andorra, implica grandes sacrificios.
 Dejaron estudios, familia y hasta la Tercera División profesional. Llegar a Europa, incluso a un fútbol como el de la Liga de Andorra, implica grandes sacrificios.
Ciudad de México -
  • Yair Reyes dejó la universidad en el cuarto semestre de la Licenciatura en Comunicación
  • Luis Ulloa jugó lesionado el primer partido, pues solo 11 jugadores estuvieron disponibles

Dejaron estudios, familia y hasta la Tercera División profesional. Llegar a Europa, incluso a un fútbol como el de la Liga de Andorra, implica grandes sacrificios.

Mediotiempo platicó con varios de los elementos que conforman al CE Carroi de la Segunda División de aquel pequeño país, conformado netamente por mexicanos, quienes revelaron lo que tuvieron que dejar de lado para poder cumplir el sueño de jugar en el viejo continente, esfuerzo que va más allá de alejarse de casa miles de kilómetros.

Oriundo de Puerto Vallarta, Joshua Razo tenía ya un currículum en la Tercera División de México y aunque el sueño de Primera División se veía lejano, ya un equipo le había abierto las puertas.

“Estuve a prueba en Toluca tres semanas, pero no se dio lo de mi registro. Estaba con la Sub-20, pero no se concreto”, explicó.

Caso similar viven Yair Reyes y Luis Ulloa, quienes también jugaban en esa categoría, aunque el primero tuvo que dejar de lado sus estudios universitarios para poder emigrar a Andorra y pensar en cumplir su más grande sueño.

“Jugaba en Tercera División con Dorados de Villa del Grupo 14 y recibí la invitación del promotor y periodista deportivo, Xavi López.

“Cuando estaba en Durango me dediqué al periodismo, tenía varios años ahí, dejé la universidad en cuarto semestre en la carrera de Comunicación, me gustaría entrar aquí a algunas escuela para terminar”, explicó Reyes.

Y es que en el caso de Ulloa, oriundo de Nanchital, Veracruz, ya había tenido una prueba con el Espanyol de Barcelona, aunque el éxito no estuvo de su lado y tuvo que tomar otro camino e incluso jugó el primer partido con el CE Carroi con una lesión.

“En diciembre vine a España a hacer unas pruebas con el Espanyol de Barcelona, estuve aquí y después me contactaron con Víctor (Pérez, representante), que fue el que me trajo aquí.

“Yo estaba lesionado para el primer partido, pero salió mi registro y tuve que jugar porque no había más jugadores, jugué lesionado del tobillo derecho”, manifestó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×