Concacaf-Alemania, lazo corrupto en 2006

El diario Der Spiegel reveló detalles de los acuerdos corruptos entre la Federación Alemana de Fútbol y la Concacaf para que esta apoyara la candidatura del Mundial 2006.
 El diario Der Spiegel reveló detalles de los acuerdos corruptos entre la Federación Alemana de Fútbol y la Concacaf para que esta apoyara la candidatura del Mundial 2006.
Munich, Alemania (Reuters) -
  • Jack Warner y Franz Beckenbauer son dos de los señalados por el diario Der Spiegel
  • Bayern Munich, club del que Beckenbauer era presidente, también era partícipe de estos actos

La Federación Alemana de Fútbol (DFB) se había comprometido a facilitar millones de euros en favor de Jack Warner y la Concacaf, confederación que dirigía, antes de la concesión de la sede del Mundial 2006 al país germano, publica Der Spiegel en su edición del sábado.

El semanario, que a mediados de octubre destapó las acusaciones de compra de votos para la concesión de la sede del Mundial 2006 a Alemania, tuvo conocimiento del controvertido acuerdo que contemplaba múltiples ventajas a Warner, exvicepresidente de la FIFA que está actualmente suspendido de por vida por corrupción.

Según el diario alemán, Warner debía recibir mil entradas de las más caras, cuya venta le podía haber permitido recaudar una importante cantidad.

Un "contacto" debía obtener 240 mil dólares para el acuerdo, que comprendía también la producción de 30 mil banderas de Trinidad y Tobago, país del que Jack Warner es oriundo.

Según la misma fuente, el Bayern de Munich, del que Franz Beckenbauer era presidente en aquel momento, debía organizar cada año una concentración de entrenamiento de tres semanas con un equipo de la Concacaf, mientras que la DFB debía enviar al Caribe cuatro millones de dólares en equipamientos deportivo procedentes de su patrocinador Adidas.

El pasado mes, Warner y Beckenbauer rechazaron que hubiera un acuerdo entre ambos.

"No hay un papel Warner-Beckenbauer, no hay un acuerdo entre la DFB y la Concacaf", dijo el 'Kaiser' Beckenbauer en su primera aparición televisiva desde las revelaciones del Spiegel.

Ese proyecto de contracto dudoso, que se remonta al 2 de julio del año 2000, cuatro días antes de la designación de la sede, fue una de las razones de la dimisión de Wolfgang Niersbach de la presidencia de la DFB, el pasado 9 de noviembre.

A principios de ese mes, el fisco alemán realizó registros en las instalaciones de la DFB y en domicilios de Niersbach y de otros dos exresponsables, dentro de una investigación sobre si hubo un fraude fiscal en este caso.

La justicia suiza indicó el miércoles que trataría con "prioridad" la petición de ayuda judicial dirigida por la fiscalía de Frankfurt.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×