Luis Monti, dos naciones y finales bajo amenazas

'En 1930, en Uruguay, me querían dañar si ganaba, y en Italia, cuatro años más tarde, si perdía', recordaba siempre en casa Luis Monti.
'En 1930, en Uruguay, me querían dañar si ganaba, y en Italia, cuatro años más tarde, si perdía', recordaba siempre en casa Luis Monti.
 'En 1930, en Uruguay, me querían dañar si ganaba, y en Italia, cuatro años más tarde, si perdía', recordaba siempre en casa Luis Monti.
Ciudad de México -
  • Jugó con la Selección Argentina y con la Italiana

El único jugador de futbol que disputó dos finales con distintas naciones fue Luis Monti, pero lo sorprendente no fue eso, sino que ambos títulos mundiales que enfrentó lo hizo bajo amenazas de muerte.

"En 1930, en Uruguay, me querían dañar si ganaba, y en Italia, cuatro años más tarde, si perdía", recordaba siempre en casa.

De nacionalidad argentina, Doble Ancho, como también le llamaban por su físico, brilló en el San Lorenzo de Almagro con quien conquistó tres títulos de Liga (1923, 1924 y 1927).

Fue entonces que dio el siguiente paso y en el Mundial de 1930 llegó junto a la Albiceleste a la gran final ante los anfitriones Uruguay.

Justo ahí, Luisito recibió una severa amenza: "en el descanso, cuando Argentina ganaba 2-1, le dijeron que si no perdían iban a matar a mi abuela y a mi tía", contó Lorena Monti, nieta del jugador, al portal FIFA.

Al final los charrúas levantaron merecidamente el título y Monti pudo respirar con alivio.

Luego del subcampeonato con argentina, el centrocampista emigró al futbol italiano y sin sorpresa alguna, por su talento y calidad, brilló con la Juventus y conquistó cuatro campeonatos. Fue entonces que la Azurra lo convocó para defender sus colores en el Mundial de 1934.

Como era de esperar, los italianos llegaron a la gran final de su Mundial y levantaron por primera vez el título al derrotar a Checoslovaquia.

Pero Luisito Monti también respiró por su vida, pues justo antes de comenzar el duelo final, personal de Mussolini entró al vestidor para decirle a los jugadores "que si no ganaban, iba a haber consecuencias".

Ahora el Museo de la FIFA cuenta con el pasaporte del Monti, mismo que destacó con la entrevista a la nieta del exfutbolista.

"Lorena se llena de orgullo cuando habla de su abuelo. 'Me dediqué a guardar algunas de sus cosas, recortes de periódicos, algunas medallas. Cuando yo nací, él ya estaba grande y me crié mirando fútbol con él'", citó el portal del organismo mundial de futbol.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×