Cuando el Leicester City la 'cruzazuleó'

Hace varias décadas, el Leicester tambipén lideraba la Premier League como ahora, pero faltando cinco jornadas para coronarse, sufrió una dramática caída lo que aprovechó el Everton para alzarse...
 El Leicester City está muy cerca de conseguir el milagro en la Premier League.  (Foto: GettyImages)
Ciudad de México -
  • Los Foxes perdieron los últimos cuatro partidos y dejaron ir el título en la temporada 1962-63

Ahora en todas partes se habla del Leicester City y su temporada de ensueño en la Premier League, pero pocos recuerdan que los Foxes ya lideraron el futbol inglés a esta altura de la temporada hace unas cuantas décadas y que a falta de cinco jornadas sufrieron una dramática caída para dejar la gloria en manos del Everton.

Fue en la campaña 1962-63 cuando ayudados por las heladas en el Reino Unido y una alineación encabezada por la leyenda Gordon Banks, escribieron uno de los capítulos más dulces y a la vez más tristes en la historia del club.

El frío que azotó a Inglaterra y Gales en el invierno del 62-63 alcanzó niveles nunca antes vistos en la isla británica. Con temperaturas que llegaron hasta los 16 grados bajo cero, muchos equipos se vieron obligados a tomarse una larga pausa fuera de competencia ya que el hielo y la nieve dejaron los campos inútiles, entre ellos también el del Leicester.

Sin embargo, gracias a las medidas tomadas por el encargado del campo del Leicester en Filbert Street, los Foxes pudieron volver a la actividad mucho antes que otros. Mientras unos tardaron 10 semanas, el cuadro entonces dirigido por Matt Gilles regresó a jugar en casa al cabo de cinco.

El Leicester dominó esos meses invernales en la First Divsion y en la FA Cup, a tal grado que los periódicos dieron el apodo de "Reyes del Hielo" a los pupilos de Gilles. La racha invicta duró 18 partidos, entre ambos torneos, y dejó al Leicester en la cima de la tabla de la liga con cinco partidos por disputar en la temporada.

Tras empatar 1-1 en casa contra el Wolverhampton, el Leicester jugó sus últimos cuatro partidos fuera. Lejos de Filbert Street no cosechó un solo punto y quedó sentenciado al cuarto lugar, mientras el Everton se llevó su sexto título.

"Nosotros sentimos como si hubiéramos descendido", dijo Gordon Banks después de la debacle.

Siete días más tarde, el Leicester perdió también el título de Copa, este a manos del Manchester United de Matt Busby. Pese a ser los favoritos, los Foxes sucumbieron 1-3 para empeorar el ya de por sí amargo final de temporada.

Hasta ahora ese cuarto puesto en la First Division se mantiene como la mejor actuación del Leicester City en la máxima categoría del futbol inglés (ahora Premier League) desde la temporada 1928-29 cuando el club fue subcampeón.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×