'Y ya lo ves, es para Tigres que lo mira por TV'

Monterrey no pudo resistir la tentación y su cuarto título en dos años y medio salió con dedicatoria a los Tigres, su acérrimo rival, a quien le brindó la imagen festiva a través del televisor.
 Pura celebración regia.  (Foto: Notimex)
Estadio Rio Tinto -
  • Festejan albiazules con dedicatoria a su acérrimo rival
  • Rayados pasea la Copa en un semi desierto Estadio Río Tinto

Monterrey no pudo resistir la tentación y su cuarto título en dos años y medio salió con dedicatoria a los Tigres, su acérrimo rival, a quien le brindó la imagen festiva a través del televisor.

“Y ya lo ves, y ya lo ves, es para Tigres que lo mira por TV”, entonó el conjunto regio instantes después del silbatazo final, tomando impulso para una noche de alegría en territorio norteamericano.

La velada en Utah fue de la agonía al júbilo para los albiazules, ya que un gol de último minuto hubiera revertido los papeles y otorgado el título al plantel de la MLS.

Pero luego de librar la tarea, el equipo se vació en abrazos y bailes dentro del campo, liberando la tensión de siete partidos al hilo sin ganar y probando la primera estrella dorada en su historia.

Tras el silbatazo final, pasaron unos segundos donde el silencio fue tal en las tribunas que permitía escuchar los gritos de los jugadores en la cancha, antes de pasar por el trofeo de campeón de la CONCACAF.

La marea roja que alentó al conjunto de casa desalojó pronto el inmueble y sólo los cOntados elementos con playera albiazul fueron los que cantaron en el graderío.

Algunos elementos del Real Salt Lake ensuciaron la escena buscando llegar a los golpes con elementos de La Pandilla, pero al final la alegría por ganar pudo más que cualquier provocación.

El Capitán José María Basanta fue el encargado de tomar la presea de campeón, mientras en el cielo aparecían fuegos pirotécnicos y una lluvia de confeti multicolor adornaba el inmueble.

Luego de dar una vuelta olímpica para los casi 400 regios que viajaron desde varios puntos, el equipo se metió al vestidor para repetir la escena del ganador, algo que ha vivido en cuatro ocasiones bajo el mando de Víctor Manuel Vucetich.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×